Astronomía

Una 'mancha solar muerta' lanza una bola de plasma hacia la Tierra

Una 'mancha solar muerta' lanza una bola de plasma hacia la Tierra

El 'cadáver' de una mancha solar explotó el lunes (11 de abril), provocando una eyección masiva de material solar que se dirige hacia la Tierra. La explosión, registrada por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio), liberó, además de mucha energía en forma de radiación, bolas de plasma de material solar, que se prevé puedan alcanzar la superficie terrestre este 14 de abril, jornada de Jueves Santo.

Según el portal SpaceWeatherArchive.com, la llamarada que se produjo es de clase C, bastante común y de escaso impacto directo en la Tierra. Lo que sí pueden desencadenar, y es lo que se ha observado en esta explosión, son eyecciones de masa coronal (CME en sus siglas en inglés), esas bolas de plasma solar, que sí podrían tener una incidencia mayor en el planeta.

¿Qué efectos tendrá en la población?

Las eyecciones de masa coronal lanzan ingentes cantidades de materia y radiación electromagnética hacia el espacio más allá de la superficie solar. En algunos casos estas eyecciones se quedan en la corona o pueden adentrarse en el sistema solar o incluso más allá, en el espacio interestelar. El material eyectado es un plasma consistente principalmente de electrones y protones, pero puede contener pequeñas cantidades de partículas más pesadas como helio, oxígeno e incluso hierro. Esto se debe a los enormes cambios y turbulencias producidos en el campo magnético de la corona solar.

Según SpaceWeatherArchive.com, esta eyección podría provocar una "tormenta geomagnética de clase G2". Según recoge la web del Instituto de Geográfico Nacional (IGN) de España, "las tormentas geomagnéticas son perturbaciones del campo magnético de la Tierra, que duran desde varias horas hasta incluso algunos días. Su origen es externo y se producen por un aumento brusco de las partículas emitidas en las erupciones solares que alcanzan la magnetosfera, produciendo alteraciones en el campo magnético terrestre".

"Las tormentas geomagnéticas tienen un carácter global, comenzando simultáneamente en todos los puntos de la Tierra. No obstante, las amplitudes con que se observan las tormentas en distintos lugares son diferentes, siendo mayores cuanto más altas son las latitudes.", añade el I.GN

Estas eyecciones también pueden provocar fenómenos parecidos a las auroras boreales. Las partículas que viajan en su interior pueden chocas con el campo magnético de la Tierra e interactuar con los gases de la atmósfera, liberando energía en forma de fotones y creando esas cortinas de luces deslumbrantes conocidas como auroras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios