Semana Santa

La 'dominica' hermandad del Carmen

  • Ayer se cumplieron 250 años del traslado de la Virgen del Carmen y su cofradía de Santo Domingo al templo de la Alameda, un acontecimiento que cuentan fue de especial relevancia en aquella época

Comentarios 2

Si el calendario marcara el año 1761, la ciudad estaría de resaca de un destacado traslado procesional y la cofradía del Carmen celebrando su primer día de vida en el recién construido templo de la Alameda. Fue un 23 de marzo de ese año cuando la corporación gloriosa se marchó de la iglesia de Santo Domingo a la del Carmen; una efemérides que la hermandad celebró anoche con una eucaristía en recuerdo de aquellos acontecimientos a la que asistió, entre otros, José Joaquín León, hermano mayor de la cofradía del Carmen.

Cuentan las crónicas de la época -y así tiene recogido en sus archivos la corporación carmelitana- que el traslado al Carmen comenzó a gestarse desde la llegada de los descalzos a la ciudad en 1737. La unión entre cofradía y comunidad se retrasó hasta la construcción del actual templo del Carmen, y paralelamente a los trabajos comenzaron las gestiones para el traslado.

Al parecer, el acuerdo entre ambas partes no fue nada fácil y necesitó de "laboriosas consultas, memoriales, litigios y reuniones" hasta conseguir un pacto, según los datos históricos del Carmen. Así, finalmente, el traslado se produjo en la tarde el 23 de marzo de 1761.

Según la información que posee la cofradía, en él participaron todas las órdenes religiosas de la ciudad, el Cabildo Catedral y clero secular y diferentes autoridades, así como las fuerzas del orden. En el cortejo que recorrió la distancia entre ambos templos se incluyeron no sólo a la Virgen del Carmen en sus andas procesionales, sino también a todos los santos carmelitas a los que la cofradía rendía culto: San Elías, San Simón Stock, Santa Teresa de Jesús y Santa María Magdalena de Pazzi. El trayecto discurrió con acompañamiento de música y cohetes.

Y cuentan en la cofradía del Carmen que numeroso público se congregó en la ciudad para presenciar este acontecimiento, en el que la corporación gastó 5.160 reales. A su llegada al templo de la Alameda, la imagen quedó situada en el camarín central del altar mayor, como ahora, "sin que ninguna otra imagen del Carmen pudiera recibir culto en esta iglesia", tal y como establecía el acuerdo con la comunidad.

Estos hechos fueron rememorados anoche por la cofradía del Carmen, por la comunidad de carmelitas y por la de dominicos, que tras la celebración eucarística en el Santuario de la Patrona descubrieron una placa que perpetuará desde ahora el hecho histórico.

La corporación de Gloria continuará ahora celebrando esta efemérides con diferentes actos y cultos, que tendrán el broche de oro con la procesión extraordinaria fijada para el 15 de octubre.

En esa ocasión - al igual que ayer se conmemoró el 250 aniversario de la marcha de Santo Domingo - se celebrará el cuarto de milenio que lleva recibiendo culto en el barrio del Mentidero la titular de esta dominica cofradía del Carmen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios