San Fernando La avenida Constitución reabre al tráfico

  • Tras cinco meses de obras para afrontar la remodelación del eje que une a La Isla con Camposoto se levantan las restricciones en la zona

  • La vía muestra ya su nueva imagen

La avenida Constitución ha vuelto a abrirse al tráfico rodado en su totalidad tras cinco meses de obras en los que se ha iniciado -se trata de una primera fase- la remodelación integral de un eje que el Ayuntamiento considera clave para la movilidad en el término municipal. Y es que, según los cálculos municipales, esta vía da servicio diario a cerca de 30.000 personas además de funcionar como eje que conecta a La Isla con los nuevos desarrollos urbanos de Camposoto.

La vallas que todavía quedaban en el tramo comprendido entre la rotonda Tomás y Valiente y la calle Escritor Luis Berenguer se retiraron en la tarde del pasado martes, una vez finalizado el grueso de trabajos en la calzada. La terminación de las obras, no obstante, sigue pendiente todavía de algunos detalles.

Ahora queda pendiente la segunda fase de la intervención, que incluye al resto de la avenida

Ayer, la circulación había vuelto a la normalidad en este tramo de la avenida Constitución, que a partir de ahora cuenta con cuatro carriles en toda su extensión, lo que constituye el aspecto más llamativo de la intervención. El autobús interurbano que circula por esta vía -cuya ruta había sido desviada durante la ejecución de los trabajos- volvió a realizar su trayecto habitual con total normalidad.

Sorprendió, no obstante, que desde el Ayuntamiento no se informara de la reapertura al tráfico rodado de esta vía dada su importancia y dada la cantidad de ciudadanos que a diario la utilizan. Las obras, cabe recordar, han afectado también de lleno en las primeras semanas del curso a los dos centros educativos que se ubican en esta misma avenida, el IES La Bahía y el CEIP Constitución. No obstante, las molestias se han sobrellevado sin demasiados problemas.

Distinto es el caso de los vecinos que residen en la avenida, que a lo largo de cinco meses -y durante el verano- han tenido que padecer el día a día de las obras: vallas, restricciones, ruidos...

En lo que al tráfico se refiere, cabe recordar que la intervención se ha llevado a cabo por fases, de manera que el impacto fuese el mínimo posible para la circulación de los vehículos por la zona. La primera de estas fases arrancó el pasado 23 de abril en el tramo comprendido entre las calles Pintor Hernández Homedes y Escritor Luis Berenguer, que fue donde arrancaron las obras. La intervención se llevó a cabo primero en un carril y luego en otro de manera que al menos uno de ellos estuviera siempre abierto. También se habilitaron desvíos por las calles próximas y se acondicionó un solar para suplir la falta de estacionamientos y facilitar que los residentes pudiesen aparcar durante la ejecución de los trabajos.

No fue hasta finales de junio cuando arrancaron los trabajos en el segundo tramo, que llega hasta la rotonda Tomás y Valiente, uno de los puntos de conexión más importantes que existe con la zona de Camposoto. Por entonces, ya se dejaba ver el resultado de la intervención y la 'nueva' avenida Constitución mostraba su nueva cara. Las obras han sido especialmente intensas durante las semanas de agosto, lo cual no es extraño ya que, como se ha apuntado anteriormente,la remodelación de la avenida afectaba de lleno a dos centros educativos de cara al comienzo del curso escolar en septiembre.

Para el gobierno municipal, la intervención llevada a cabo en esta avenida es una de las grandes apuestas de 2018. Cabe recordar que el presupuesto de licitación superaba con creces los 650.000 euros, si bien los trabajos fueron adjudicados posteriormente a la empresa Construcciones Garrucho SA por 337.468,35 euros (más IVA). El contrato se formalizó el 19 de marzo aunque las obras no comenzaron hasta un mes después.

El proyecto, que sigue la estela de la remodelación emprendida en la avenida Pery Junquera, continuará con una segunda fase en la que el gobierno municipal asegura estar trabajando y que completará la reurbanización de la vía hasta su confluencia con la carretera de Camposoto. Los tramos por los que se ha iniciado la obra, no obstante, son los que estaban más deteriorados y donde los vecinos llevaban tiempo reclamando una actuación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios