Julia Medina | OT 2018 “Nunca soñé con ir a OT ni llegar a la final, mi sueño es vivir con la música”

  • La joven cantante isleña, que empezó acompañando a Saurom, ha brillado en la última edición de Operación Triunfo

  • Ahora toca trabajar duro, dice: "Tengo una oportunidad"

Julia Medina, la concursante finalista de OT 2018. Julia Medina, la concursante finalista de OT 2018.

Julia Medina, la concursante finalista de OT 2018. / Román Ríos

Comentarios 1

A la joven isleña Julia Medina tuvieron que convencerla para que fuera al casting de Operación Triunfo 2018. Tenía la idea preconcebida de que el popular talent show de la Primera "encasillaba" a los participantes con las versiones que les hacían cantar cada semana. Luego, una vez dentro de la academia, aprendió que se trataba de todo lo contrario: el reto consistía en adueñarse de los temas, hacerlos suyos e imprimirles su personalidad, su estilo, su sello... Se trataba de conservar la autenticidad en cada una de las actuaciones.

Fue ese descubrimiento lo que le permitió convertirse en una de las participantes favoritas del programa y sortear con éxito gala tras gala con el apoyo del público hasta llegar a la final. "No me lo esperaba, para nada. Ni siquiera me lo planteé hasta que llegó el momento. En realidad, yo ni siquiera pensaba que iba a pasar los castings para entrar en OT. Y, cuando estaba dentro, tampoco esperaba que iba a estar tres meses en la academia. Sinceramente, no pensaba en la final ni en ganar ni en nada de eso. Vivía el momento, simplemente".

Insiste en que su paso por OT no la ha cambiado. Sigue siendo la misma Julia de siempre, asegura. Aunque la experiencia televisiva, claro está, le ha dejado marca: la convivencia con los compañeros, jóvenes que como ella aspiran a abrirse paso en el mundo de la música, el reto de las galas semanales, una popularidad que a veces le cuesta sobrellevar... Y sobre todo –apunta– lo que ha aprendido durante su paso por la academia. "Lo mejor de haber llegado a la final es que no me he perdido nada del programa, haberlo vivido todo y por eso estoy muy agradecida". Se refiere, claro, a las masterclass que recibían, a las visitas de los grandes artistas que pasaron por el programa para regalarles sus consejos, al trabajo diario con los profesores... "OT ha sido una etapa de crecimiento y aprendizaje", afirma, completamente satisfecha con la experiencia.

"OT ha sido una etapa de crecimiento y aprendizaje. Lo mejor de llegar a la final es que no me he perdido nada"

"Han sido tres meses intensos en los que he estado trabajando a tope y en los que he conocido a gente nueva, que me ha aportado muchas cosas. He ido aprendiendo de cada uno de los que estábamos allí, de los profesores y de los compañeros, creciendo...", apostilla.

Eso sí, Julia reconoce que su paso por el programa solo supone "un comienzo", quizás –dice después de sus experiencias previas con la música– el "comienzo auténtico" gracias a la oportunidad que ahora le llega con Universal. Es una de las puertas que le ha abierto el concurso de televisión, aunque la joven cantante isleña detesta que digan eso de que OT "es el camino fácil", como si los participantes del popular programa de talentos –lamenta– lo tuvieran todo "regalado" de antemano.

Julia Medina. Julia Medina.

Julia Medina. / Román Ríos

La música forma parte de la vida de Julia Medina desde su infancia y, a pesar de su juventud, hace años que tiene claro que quiere dedicarse a esto. Atrás quedan sus colaboraciones con el grupo de rock Saurom –que fueron sus primeras actuaciones en serio, la primera vez que salió a un gran escenario para enfrentarse al público– hasta un fallido proyecto musical que la llevó durante un tiempo hasta Madrid. Aún así, sabe que tiene todavía un largo camino que recorrer. Y no se quiere engañar: es una carrera difícil.

"Mi sueño no era estar en OT ni llegar a la final, aunque en cierto modo sí ha sido un sueño todo lo que ha pasado y lo valoro muchísimo. Mi sueño, en realidad, es vivir con la música, que siempre me acompaña. Y OT, claro, ha pasado a formar parte de ese sueño", afirma Julia al reflexionar sobre el cambio que su vida ha dado en los últimos meses.

"El día que saque un disco con mi música quiero estar orgullosa de todo lo que haya dentro de él"

"Ahora tengo la oportunidad de trabajar con mi música, de hacer algo mío, gracias a Universal", cuenta. Empezará esta nueva etapa después del inicio de la gira de OT que arranca en Madrid en febrero, en el WiZink Center. Es toda una oportunidad, confiesa. "Me gustaría, es mi objetivo, llegar a sacar un disco, un trabajo íntegro mío, que lo cree yo, que pueda ser partícipe de todo el proceso de creación. Quiero algo que pueda decir: esto es mío, ha nacido de mí y voy a compartirlo con todos vosotros".

"El día que saque ese disco quiero estar orgullosa de todo lo que haya dentro de él", dice. "Ahora mismo lo que me gustaría es reunirme con artistas y aprender de ellos, conocer cómo viven la música, cómo componen... Todo esto es un proceso largo y estoy empezando. Quiero tomármelo con calma", advierte al hablar de sus planes de futuro tras participar recientemente también en el proceso de selección del tema que irá a Eurovisión. Otra cosa –reconoce– que jamás se le había pasado por la cabeza, aunque la canción compuesta por David Santisteban e India Martínez que le tocó defender en la gala le encantó.

Julia reconoce que sigue fiel a esa premisa que tan buenos resultados le ha dado dentro de la academia de OT: vivir el ahora, el momento... "Y, luego, lo que venga...". "Ahora –insiste entusiasmada– toca trabajar duro. Empieza el camino auténtico”".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios