Francisco Carmona Merchán | Veterano del movimiento vecinal “Las asociaciones de vecinos nunca hemos dejado de reivindicar”

  • Lleva en el movimiento vecinal desde el principio, allá por los años 70

  • "Desde entonces hemos luchado mucho por el bienestar de nuestros barrios", afirma

Francisco Carmona, fotografiado en la sede de la Federación de Asociaciones de Vecinos Isla de León, a cuya directiva continúa perteneciendo. Francisco Carmona, fotografiado en la sede de la Federación de Asociaciones de Vecinos Isla de León, a cuya directiva continúa perteneciendo.

Francisco Carmona, fotografiado en la sede de la Federación de Asociaciones de Vecinos Isla de León, a cuya directiva continúa perteneciendo. / Román Ríos (San Fernando)

En esto del movimiento vecinal ha estado desde el principio y hoy, a sus 76 años, es uno de los representantes más veteranos de este amplio colectivo vecinal y, por su trayectoria, una de las voces más respetadas. Francisco Carmona Merchán, funcionario que trabajó para el Insituto de Vivienda de las Fuerzas Armadas durante casi 46 años, empezó con la asociación de padres del colegio Reina de la Paz en 1970. Y luego una cosa llevó a la otra: la asociación de vecinos Las Palmeras, la federación de asociaciones de vecinos Isla de León que presidió durante ocho años y a cuya directiva sigue perteneciendo con el cargo de administrador, la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Andalucía y de España, la federación provincial que se ha creado recientemente... 

¿No hay demasiadas asociaciones de vecinos en La Isla?

Una asociación de vecinos se crea por los problemas que existen en un barrio.Y hubo un tiempo en el que había muchos problemas. En San Fernando se había construido mucho durante los años del régimen. Se había crecido  mucho, se habían hecho muchísimas viviendas y había muchas barriadas pero sus necesidades no estaban cubiertas. Por eso, cuando llegan la democracia y los primeros ayuntamientos –y se permiten las asociaciones de vecinos, que antes estaban prohibidas– se experimenta un auténtico boom. Hoy sigue habiendo deficiencias pero desde luego nada que ver con lo que pasaba en  los años 70, cuando todavía había calles sin asfaltar y sin alumbrado, faltaban colegios... La gente de las asociaciones de vecinos hemos luchado mucho por el bienestar de nuestros barrios.

¿Y usted cree que se es consciente de eso, de lo que han aportado las asociaciones de vecinos?

Lo que pasa es que las asociaciones de vecinos no venden el producto. Luchan por sus barrios, reivindican arreglos al gobierno municipal pero luego no vende esa gestión, así que a menudo hasta para los propios vecinos de la barriada, si se ha conseguido hacer algo, es gracias al Ayuntamiento; que es el que lo tiene que hacer, claro, pero que no lo habría hecho si la asociación de vecinos no lo reclama y está ahí presionando. Aquí entran también temas políticos, es algo que hacen todos los partidos sin distinción: se atienden más a las barriadas que más les interesan, aquellas que más les votan o en las que creen que pueden sacar más votos.

¿Cómo ve ahora el movimiento vecinal?

Lo veo bien, nuestro principal reto es ponernos al día y para eso hemos impulsado la puesta en marcha de la escuela de formación vecinal, para adaptarnos a las nuevas necesidades y nuevos retos que hay hoy en día. Hacemos cursos de formación para que las asociaciones de vecinos sepan cuáles son sus obligaciones fiscales, tributarias, contables... 

Ya que habla de ponerse al día, internet y las redes sociales han asumido en gran parte ese papel que tenían las asociaciones de vecinos al hacerse eco de manera constante de los problemas de cada calle, de cada barrio...

Efectivamente, son un medio de información importantísimo y por eso tenemos que estar al día. En la mayoría de las asociaciones de vecinos somos gente ya mayores y nos cuesta trabajo adaptarnos a las nuevas tecnologías, usar Facebook, Whatsapp, los correos electrónicos... ¡Y son elementos importantísimos que tenemos que utilizar! Pero estamos esforzándonos y poco a poco estamos consiguiendo que se vayan utilizando cada vez más.

Pues usted lo ha dicho... ¿Por qué no hay jóvenes en las asociaciones de vecinos?

Es algo que analizamos constantemente. El joven no participa  en las asociaciones de vecinos y, claro, los dirigentes que hay nos vamos haciendo cada vez más viejos,  aunque hoy una persona con 70 años puede estar perfectamente activa y, además, con mucho tiempo que dedicar a la asociación de vecinos. Pero que los jóvenes no vengan es un problema que está ahí y que hay que analizar para ver dónde está el fallo, porque en algún sitio tiene que estar el fallo, Habrá que tomar medidas o llegará el momento en el que las asociaciones de vecinos se conviertan en asilos de ancianos.

El movimiento vecinal no escapa tampoco de las críticas, hay quien os tacha de ser asociaciones subvencionadas, que habéis dejado de protestar por las cosas que demandan los ciudadanos...

No es cierto.Y no lo comparto para nada. Nunca hemos dejado de reivindicar las cosas que creemos que hay que exigir al Ayuntamiento y a otras administraciones. Hemos criticado al gobierno municipal cuando creíamos que era necesario y le hemos aplaudido cuando se ha hecho algo que hemos visto que era bueno para los vecinos.Existen las subvenciones y la federación, como otras entidades sociales, participan de ellas porque el Ayuntamento está obligado a ayudar, en la medida de sus posibilidades, a las actividades que estos colectivos desarrollan. Pero nunca hemos dejado de reivindicar todo aquello que creemos necesario para la ciudad: ahí está la Carta Ciudadana que presentamos a todos los partidos o las inversiones que negociamos con el Ayuntamiento todos los años tras recabar las necesidades de todas las asociaciones de vecinos para su inclusión en los presupuestos...

Y el Consejo de Participación, ¿por qué no se reúne?

Buena pregunta. El Consejo de Participación tiene como mínimo que reunirse cuatro veces al año.En 2019 se ha reunido dos veces. Vamos a exigir alAyuntamiento que se convoque antes de final de año para tratar una serie de temas, entre ellos, la revisión del reglamento de participación ciudadana, que para nosotros es primordial. Otra cosa fundamental es que nos aclaren qué va a pasar con el centro de salud de Camposoto, que parece que no figura en los presupuestos de la Junta. Tenemos también solicitada una reunión con la delegada terriorial de Salud para que nos dé explicaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios