Investigación y Tecnología

Tragedia familiar por trichinella: así es esta enfermedad que ha mandado al hospital a varios miembros de una misma familia

Tragedia familiar por trichinella: así es esta enfermedad que ha mandado al hospital a seis miembros de una misma familia

Tragedia familiar por trichinella: así es esta enfermedad que ha mandado al hospital a seis miembros de una misma familia

La trichinella es un género de parásitos que causan la enfermedad conocida como triquinosis o triquinelosis en los seres humanos y en otros mamíferos. Suelen encontrarse en animales como cerdos y osos. Este último es el que ha hecho saltar todas las alarmas cuando seis integrantes de una misma familia han resultado intoxicados por consumir carne de oso en forma de Kebab en EEUU, según cuenta Antena 3 en su web.

Normalmente, los parásitos suelen aparecer por ingerir carne en mal estado, pero en esta ocasión la carne estuvo congelada un mes. También por estar poco hecha o cocida, algo que los afectados no han podido confirmar.  

El ciclo de vida de la trichinella comienza cuando un animal ingiere carne que contiene larvas enquistadas en el tejido muscular. Llega al estómago y una vez allí, se liberan de los quistes debido a la acción de los ácidos gástricos y las enzimas digestivas.

Luego las larvas se desplazan hacia el intestino delgado donde se desarrollan en adultos que se aparean. Las hembras adultas liberan larvas vivas que penetran la pared intestinal y viajan a través del sistema linfático y el torrente sanguíneo hasta los músculos esqueléticos donde se enquistan nuevamente completando así el ciclo.

"La sintomatología de esta fase puede confundirse con otras infecciones gastrointestinales y a menudo no se diagnostica correctamente"

Síntomas de la trichinella

Los síntomas de la triquinosis pueden variar en severidad dependiendo de la cantidad de larvas ingeridas y la respuesta inmune del individuo afectado ya que la infección puede salir por dos vertientes entre las que, por un lado, puede ser entérica y por otro parenteral. 

En la fase entérica, suele desarrollarse en las primeras dos semanas después de ingerir la carne infectada y los síntomas son principalmente gastrointestinales, es decir, que el cuerpo reacciona a la trichinella con náuseas, diarrea, vómitos, dolor abdominal y malestar general que fueron los síntomas que presentaron los miembros de esta familia estadounidense. La sintomatología de esta fase puede confundirse con otras infecciones gastrointestinales y a menudo no se diagnostica correctamente. 

La otra fase, la parenteral, es mucho más grave porque las larvas emigran del intestino a los músculos esqueléticos. Aquí los síntomas se manifiestan con fiebre, dolor muscular y articular, hinchazón alrededor de los ojos dolor de cabeza, escalofríos y debilidad muscular que pueden durar semanas o meses.

"La única manera de prevenir es evitando el consumo de carne cruda o poco cocida de animales de caza como el oso o el jabalí"

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la triquinosis se basa en la historia clínica del paciente los síntomas y confirmación mediante pruebas de laboratorio las cuales pueden incluir un análisis de sangre para detectar eosinofilia que es un aumento en el número de ciertos glóbulos blancos y la presencia de anticuerpos específicos contra trichinella. Además, se puede realizar una biopsia muscular para identificar larvas enquistadas en el tejido muscular.

El tratamiento de la triquinosis generalmente incluye el uso de medicamentos antiparasitarios como el mebendazol o el albendazol. En el caso de los seis miembros afectados, tres de ellos hospitalizados, tuvieron que ser tratados con albendazol cuyo principio activo es matar a los gusanos parásitos y a sus larvas. Para aliviar los síntomas, basta con el suministro de analgésicos y antiinflamatorios. Por el contrario, para casos más graves, se puede recurrir al uso de corticosteroides para reducir la inflamación.

¿Se puede prevenir la triquinosis? La única manera es evitando el consumo de carne cruda o poco cocida especialmente la de cerdo y la de animales de caza como osos y jabalíes. Es importante cocinar la carne a una temperatura interna de, al menos 71 grados, ya que así nos aseguramos de que las larvas de trichinella no van a sobrevivir.

Congelar la carne a temperaturas muy bajas durante largos periodos de tiempo también es una manera de asegurarte que las larvas se destruyan, aunque algunas especies de trichinella son más resistentes al frío, ya que según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la carne infectada con trichinella puede provocar contaminación cruzada que, al congelarla, no matará a todos los gusanos. "Por ejemplo, la carne de oso en Family Reunion estaba contaminada con una especie que se encuentra en los osos árticos resistentes a las heladas", aseguran desde el CDC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios