Fernando quiñones en buenos aires

La argentinidad de Fernando Quiñones

  • La obra literaria del gaditano ha dejado una huella imborrable en los archivos de un país que consideró su segunda patria

Buenos Aires, ciudad de libreros y librerías. El Ateneo, la más bonita del mundo, la famosa calle Corrientes y los puestos de la Plaza Italia. Lo mismo puedes comprar libros a dos pesos que primeras ediciones por miles de dólares. En la Avenida de Mayo, muy cerca del Café Tortoni, La Calesita. Dentro lee José Luis. Fuma en pipa. Recuerda a Quiñones. Habla de algunas publicaciones argentinas. Sigo preguntando y siguen recordando. Encuentro Historias de la Argentina, lo que buscaba.

En el diario La Nación, Ernesto Castrillón nos ofrece muy cordialmente la hemeroteca. Agradecerle el trato y su amabilidad. En una carpeta, mucho material, recortes de prensa desde 1960 hasta mediados de los ochenta. Fotos originales, relatos, cuentos, ilustraciones, poemas. Se hace de noche. Son casi tres décadas de Fernando Quiñones en las páginas del periódico argentino. Colaboraciones, más relatos, críticas de sus novelas, noticias de sus otros premios. Alguna muestra de lo encontrado se publica en esta página para constatar que sabían y saben quien era el escritor gaditano.

Un andaluz muy porteño confirma que la buena literatura navega de un lado al otro del océano.

Los cautivó con siete relatos y para siempre escribió su nombre en la historia de la palabras valiosas y bellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios