Cultura

Los 'Momentos' de Trenado

  • El artista granadino lleva a la galería Benot una exposición en pequeño formato en la que concibe a cada obra como la retención de una emoción

Carmelo Trenado posa ante su obra. Carmelo Trenado posa ante su obra.

Carmelo Trenado posa ante su obra. / Jesús Marín

El artista granadino Carmelo Trenado trae a la galería Benot una exposición repleta de Momentos. Un muestrario de apuntes, pues su obra es el resultado de "la retención de un instante emocional que luego desarrollo, de modo que es como un boceto que evoluciona de ese primer apunte".

Para este profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada, Momentos es "la materialización de una emoción contenida que se traduce y se evidencia en el soporte, donde la única relación-coherencia en el planteamiento es la mano que ejecuta y la pasión que, a través de la mente, vincula modos y maneras de traducirla gráficamente". Así que el artista explica que aunque pueden parecer piezas sin ninguna conexión entre ellas, "tiene coherencia en la cabeza que concibe los espacios, modos y manera", puntualiza.

Así, cada vivencia es retenida y transformada, pero nunca decriptiva porque eso prefiere quedárselo para su intimidad, "como única manera de universalizarla tratando, siempre, de seducir al espectador para que suponga y construya las personales situaciones posibles".

De hecho, en cuanto a la emoción evocadora, la que le provoca pintar, no quiere desvelar las circunstancias en que se producen, "pues no hay que olvidar que es el espectador el que hace el cuadro", el que lo interpreta. "Nunca he sido muy descriptivo porque me paro en un punto para posibilitar que sea el espectador el que interprete".

Esta nueva apuesta de Trenado, siempre sustentada en nuevas investigaciones, es la primera en la que utiliza obra en pequeño y mediano formato, de 50 por 50 como máximo, así como dibujos de 20x30. En total, este autor habitualmente acostumbrado al gran formato exhibe casi una decena de cuadros y unos 20 dibujos.

Esto forma parte de la propia evolución de su obra, siempre en continua ebullición, que es algo que trata de llevar a su terreno y transmitir a sus propios alumnos, a los que siempre aconseja que "no se puede estar permanentemente tocando la tecla que suena bien. Hay que investigar y probar a través de la experiencia".

Y la nueva vuelta de tuerca llega también con la obra que acaba de editar y que concibe como un relato. "Acabo de editar la maqueta y el libro original titulado Ella, que cuenta con ilustraciones y textos" . Informa que por una parte ha concebido un libro sólo con ilustraciones para coleccionistas y por otro con textos. Una pieza que también exhibe en una vitrina en la galería Benot.

Otra forma, en definitiva de invitar a disfrutar de su creación, cuyo fin es siempre "no dejar indiferente a ningún espectador".

Así ha intentado plasmarlo en cada exposición, como ésta que trae ahora a Benot, con la que mantiene una relación que se remonta a décadas atrás, y donde estuvo por última vez en 2013, año en que afrontó una muestra paralela en el castillo de Santa Catalina. Carmelo suma ahora, por tanto, estos nuevos Momentos personales y artísticos, en esta muestra de carácter intimista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios