arte

Fotogramas existenciales

  • Benot expone en sus salas la muestra 'Diva': una propuesta a modo de guión cinematográfico en la que el hilo conductor se rompe en imágenes

Pilar Alonso es una artista gallega, casada con un gaditano, el pintor Cecilio Chaves, que lleva tiempo vinculada a Cádiz y cuya presencia expositiva en nuestra ciudad es conocida, aceptada y admirada, siempre de la mano de Fali Benot que, hace unos años, nos patrocinó una magnífica intervención en su galería con un trabajo espectacular, atrevido y lleno de intensidad de una autora que convenció plenamente. Ahora vuelve a la sala gaditana con una obra que mantiene todas las expectativas en una pintura que plantea una moderna figuración tanto en el continente como en el contenido.

Pilar Alonso se ha inventado un personaje, la Diva; a través de ella se oferta un ideario que encierra muchas circunstancias desde la propia existencia hasta el arte y sus infinitas connotaciones. Ella es la creadora de una pintura metafórica pero fresca y cercana; desentraña complejos conceptuales que se materializan en una obra relatora de muchos capítulos donde su díscolo personaje es capaz de meterse en muchos escenarios y representar todo tipo de papeles y situaciones.

La pintura de la artista gallega nos plantea una especie de guión cinematográfico en el que el hilo conductor se rompe en pequeños fotogramas. En ellos aparecen muchos paisajes de un entorno cotidiano en el que se suceden historias configuradas con elementos extraídos de una sociedad urbana dominada por la soberana presencia de esa dominadora existencial, a veces reina, a veces plebeya y siempre personaje lleno de vida y desarrollando un juego vital en cuyo paisaje se desarrolla todo tipo de elementos, juguetes metafóricos de una realidad que ella impone y que hace trascender mediante todo tipo de propuestas.

Estamos ante una pintura evocadora, narrativa, con un argumento abierto para que sobre él recaigan distintas miradas. Paisajes definidos dentro de un indefinición, personajes que transportan a un mundo de referencias pasadas y presentes, que manifiestan una realidad cercana, con la moderna sociedad de consumo desencadenando sus propuestas, más o menos felices, en una especie de neo-pop que acusa una sociedad donde tiene cabida mucha de esta existencia cotidiana con infinitos matices, muchos recursos y sabios planteamientos.

Pilar Alonso vuelve a su galería andaluza. En el recuerdo quedó aquella intervención espacial de felices circunstancias. Hoy nos encontramos a una pintora muchísimo más hecha, poseedora de un ideario estético y conceptual conseguido y muy bien puesto en evidencia; además, desarrollando una pintura moderna en fondo y forma, ilustrativa de una realidad literaria, con metáforas de una existencia con muchos matices, con infinitas manifestaciones y argumentos de una sociedad de imposibles y, a la vez, de justas medidas. Una pintura para recrearse, para sacarle una lectura donde todo puede ser posible.

De nuevo, Fali Benot nos conduce por lo más sugestivo de una autora cuya figuración aporta muchas más sensaciones de las que la mirada atisba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios