Crítica de Cine

Flaccidez distópica

vulcania

Ciencia-ficción, Esp-Sue-Fra, 2015, 90 min. Dirección: José Skaf. Guion: José Skaf y Diego Soto. Fotografía: Emilio Guirao. Intérpretes: Miquel Fernández, Jaime Olías, Aura Garrido, Ginés García Millán, José Sacristán, Ana Wagener, Rubén Ochandiano. Cines: El Centro.

El primer largo de José Skaf responde perfectamente al "filme para Sitges", a saber, un esforzado ejercicio de género (un cruce entre la ciencia-ficción y el fantástico), aquí además con ciertas pretensiones filosófico-humanistas, cuyo recorrido o interés fuera del circuito especializado se nos antoja bastante limitado.

Bien es cierto que su trama distópica, ambientada en un futuro incierto donde los hombres viven confinados en una suerte de mina-fundición en medio del campo, presenta cierta originalidad dentro del panorama nacional (aquí con apoyo de Zentropa), como también lo es el innegable esfuerzo a la hora de sacar partido de unas evidentes limitaciones presupuestarias a una dirección artística y un acabado bastante logrados.

El problema es que Vulcania se queda prácticamente en eso, a saber, en la materialización de un universo que luego se nos antoja inerte, fláccido e ingenuo, cuando no directamente pretencioso, un mundo sin vida propia más allá de los decorados y escenarios singulares, un espacio narrativo en el que la lucha entre oprimidos y opresores, que por momentos parecen salidos de una función lorquiana con acento del Norte (incluido un desaprovechado José Sacristán), carece de la tensión o las motivaciones necesarias para que funcione una mínima empatía con la idea de la rebeldía, la huida, la redención o lo que quiera que Skaf haya pretendido articular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios