Cádiz - Barcelona Posibles alineaciones del partido Cádiz CF - Barcelona

Jesús Ángel Rojo Pinilla. Periodista y escritor

"España no puede permitir que siga intacta una leyenda negra de 500 años"

  • El autor reivindica en 'Los invencibles de América' la importancia de la conquista española a través de la figura de destacados conquistadores, como el jerezano Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

-En su obra reivindica uno de los episodios más importantes de la historia de España y rechaza la leyenda negra del genocidio en América. ¿La historia se ha contado mal todo este tiempo?

-Está distorsionada en todos los sentidos y la leyenda negra nos persigue desde hace 500 años. Cinco siglos con un arma de propagando de nuestros enemigos contra España, que era normal en tiempos de guerra, pero lo que no es normal es que haya llegado intacta hasta nuestros tiempos. España lo que no se puede permitir es que se esté difamando la imagen como país. No hay ningún dato que pueda afirmar ese genocidio. Lo que hubo fue un choque microbiano entre europeos y americanos que produjo una mortandad, pero por las armas españolas no murió ni el 1%.

-¿Qué hay que defender entonces?

-España lo que hizo fue proteger a los indios con las leyes de Burgos de 1512 y con las de 1542, que legislaban incluso en contra de los intereses de los propios españoles. De hecho, cuando España deja América, el indio no quería que se marcharan los españoles, porque fue entonces cuando perdieron todos sus privilegios, algo que aprovecharon los grandes terratenientes para quitarles sus tierras. A ese indigenismo radical mezclado con los populismos, que tienen que buscar siempre un enemigo al que odiar, pues le viene muy bien hablar de nuevo de la falsa leyenda negra -ante la que los españoles nos quedamos callados- para referirse al pasado y no hacer frente al presente y no dar así explicaciones de los desastres de quienes gobiernan. Hay que poner límite a tantas mentiras, no nos pueden comparar con el Tercer Reich. España hizo la mayor unión de razas y culturas de la historia de la humanidad.

-¿Seguimos teniendo enemigos fuera que propugnan esa leyenda?

-La historiografía mundial, dominada por los anglosajones, continúa esa distorsión de la historia. Si hubo algún genocidio fue en EEUU, no en Hispanoamérica, donde la mayoría de la gente es mestiza. Cuando no quieres que se conozcan tus vilezas, cuentas mentiras de los demás.

-Echar por tierra esta leyenda le animó también a escribir este libro.

-Sí, porque no creo que no haya habido una hazaña más maltratada como es el descubrimiento, conquista y evangelización de América. Si vemos las biografías de Francisco Pizarro, la mayoría le ponen como un genocida, algo incierto, al igual que a Hernán Cortés, que lo que hizo fue liderar una rebelión indígena para acabar con la tiranía de los aztecas sobre los pueblos vecinos. Se cree que los españoles destruyeron el paraíso terrenal en el que vivían los indios, y no es así, porque había un canibalismo brutal. Y cuando llegaron los españoles acabaron con ello y supuso un avance de pasar de la Edad de Piedra a la Moderna. Se hicieron más de 1.000 ciudades, muchas de ellas Patrimonio de la Humanidad. Se hizo un Nuevo Mundo en el que se quería que el indio, el blanco y el negro formaran parte de él, al contrario que pretendían los anglosajones, que deseaban sólo ocupar el espacio.

-¿Cómo ha sido la elaboración de la obra?

-Hay muchísima biografía, documentación..., porque estamos hablando de los padres de la conquista de América por países. Desde Cristóbal Colón con la llegada a La Española, Esquivel y su conquista de Jamaica con 60 hombres, Velázquez que llega a Cuba, Ponce de León y su búsqueda de la fuente de la eterna juventud, Hernán Cortés... El 95% de lo que leía ponía a los españoles como asesinos, que habían esclavizado y utilizado las enfermedades como arma biológica. Nada más lejos de la realidad. Hispanoamérica era de las zonas más ricas del mundo y por eso iban los piratas y por eso las diferentes potencias del mundo la codiciaban.

-¿Qué otros mitos falsos quiere destacar?

-El mito de que robamos todo lo de América. El oro y la plata que se extrae en México en un solo año es muy superior al que extrajo España en 300 años. Qué fácil es romper el mito. De lo que se extraía, un 80% se quedaba allí y el resto llegaba aquí como impuestos. El otro mito es que el mestizaje se hizo por medio de las continuas violaciones. No he visto ningún violador que ponga apellidos a sus niños y que forme una familia. Todo esto no tienen fundamento.

-¿Qué destaca de Álvar Núñez Cabeza de Vaca?

-Los orígenes del jerezano le vienen del humilde cabrero Martín Alhaja, gracias al cual se venció la batalla de las Navas de Tolosa y quien explicó sobre un plano, utilizando una cabeza de vaca, por dónde tenían que pasar las tropas cristianas para no caer en la emboscada de los almohades. Álvar fue un hombre culto que parte hacia América como contador (contable) en la potente expedición dirigida por Pánfilo de Narváez, que tenía como fin colonizar La Florida. Apresado por los indígenas, sus conocimientos médicos salvaron de la muerte a miembros de la tribu, por lo que Álvar Núñez dejó de ser esclavo para convertirse en líder. Llegó a operar a corazón abierto a un indio que tenía clavada una flecha, por ello se ha convertido en un referente hoy para los cardiólogos estadounidenses ya que esta fue la primera intervención quirúrgica de este tipo de la que se tiene conocimiento. Se fuga de la tribu y empieza a recorrer EEUU hasta México, de hecho se le llama el primer caminante europeo de este país. En su travesía le siguieron numerosas personas porque creían que estando cerca de él estarían a salvo. La gente le daba hasta sus joyas. Tras miles de kilómetros, llega a su destino inmensamente rico y en España es considerado un héroe. El príncipe Carlos le nombra adelantado en la zona de Río de la Plata. Paga la expedición con su propio dinero y llega a Santa Catalina en Brasil, y en vez de alcanzar Asunción por mar, va por tierra. Ahí descubre las cataratas de Iguazú. En Asunción aplica las leyes de 1542 para hacer justicia en contra de lo que hacía Irala, a quien se tuvo que enfrentar. Fue acusado de dictador, ataque al que no pudo responder por caer enfermo de paludismo. Fue desterrado a Orán. Murió en Sevilla. Pero se hazaña queda ahí.

-Con prólogo de Luis Alfonso de Borbón y epílogo de Juan J. Marcilla de Teruel-Moctezuma y Valcárcel, se ha rodeado de historia hasta el final.

-Es muy importante que descendientes de personas que fueron clave en este proceso histórico participen en el libro, porque su espíritu está en la obra.

-Las pinturas de Augusto Ferrer-Dalmau rematan la faena.

-Te acerca más aún la historia, parece que uno tiene al lado así a estos conquistadores.

-Viajar a estos países también habrá sido una fuente de información.

-Sí, y ves cómo ciudades como Jerez, y otras españolas, son tan parecidas a aquellas que te hace escribir el libro porque la hispanidad no se puede romper. Españoles e hispanos tenemos un vínculo muy potente de lengua, cultura... Somos una de las civilizaciones más importantes del mundo. El odio y la discordia de ciertas personas con un mensaje racista no pueden romper esos lazos. La hispanidad merece de la pena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios