Provincia de Cádiz

Navantia Cádiz se consuela con la reparación del 'Solitaire'

  • El astillero de Cádiz renueva al ‘Solitaire’, un gigantesco barco especializado en tender tuberías submarinas

  • La obra durará seis meses y que será la estrella del año ante la falta de cruceros

Una barcaza lleva una de las secciones del 'stinger' del 'Solitaire' tras atracar en el muelle de contenedores. Una barcaza lleva una de las secciones del 'stinger' del 'Solitaire' tras atracar en el muelle de contenedores.

Una barcaza lleva una de las secciones del 'stinger' del 'Solitaire' tras atracar en el muelle de contenedores. / D. C.

El astillero de Navantia Cádiz ya ha iniciado la varada del Solitaire, una obra que se configura como la más importante del año por su duración y complejidad después de que se haya venido abajo el calendario de reforma de cruceros por la pandemia de coronavirus.

El Solitaire es un barco especializado en la colocación de tuberías en aguas profundas, y en el momento de su construcción a mediados de la década de los noventa, era el mayor buque de este tipo del mundo. Propiedad de la empresa holandesa Allseas, llega al astillero de Cádiz para hacer una gran reparación con el objetivo de alargar su vida útil, ya que parte de su casco es mucho más antiguo porque su estructura procede un granelero botado en 1972.

La intervención, en la que trabajarán un pico de 600 operarios según las estimaciones del comité de empresa de Navantia Cádiz, se prolongará hasta finales de este año y se realizará en varias fases dada su complejidad.

El Solitaire atracó en Cádiz hace un par de semanas procedente de Vigo. Los primeros trabajos se han realizado en el muelle de la nueva terminal de contenedores, ya que se necesitaba un calado mínimo de 14 metros para ejecutarlos. Han consistido en la retirada de sus diez hélices azimutales, que son clave para que el buque mantenga su posición mientras está trabajanddo en aguas profundas.

Extracción de una de las hélices azimutales del 'Solitaire'. Extracción de una de las hélices azimutales del 'Solitaire'.

Extracción de una de las hélices azimutales del 'Solitaire'. / D. C.

Durante ese periodo, también se ha aprovechado para retirar dos secciones del stinger, el brazo articulado con el que se sostiene la tubería mientras se tiende en el fondo del mar- En el astillero se renovará la primera sección con una nueva pieza que fue trasladada en barcaza al buque.

A continuación, el buque entrará en el dique cuatro de la factoría, donde permanecerá unos dos meses. La reparación se completará ya puesto a flote para liberar este dique, el de mayor capacidad del astillero. En total, la factoría gaditana prevé renovar más de 500 toneladas de acero. Además, tratará los tanques de lastre así como dará soporte entre otras tareas al mantenimiento programado de las hélices azimutales.

Vista aérea del 'Solitaire' atracado en el muelle de contenedores del puerto de Cádiz. Vista aérea del 'Solitaire' atracado en el muelle de contenedores del puerto de Cádiz.

Vista aérea del 'Solitaire' atracado en el muelle de contenedores del puerto de Cádiz. / D. C.

El Solitaire es una de las estrellas de la flota del Allseas. Con una tripulación de más de 400 personas, en 2007 marcó un récord mundial al instalar una tubería a 2.775 metros de profundidad. Tras la salida del Allure of the Seas, la factoría no espera nuevos cruceros al menos hasta el mes de septiembre, justo cuando finaliza la temporada de verano de este negocio. Sin embargo, la parálisis total a la que se enfrenta el sector de los cruceros por la pandemia de coronavirus no invita a ser optimistas, aunque el comité de empresa insiste en que los contratos de reformas firmados no han ido cancelados oficialmente.

Precisamente, la plantilla ha iniciado una campaña de movilizaciones con una concentración realizada el pasado lunes convocada por UGT para reclamar más carga de trabajo para los astilleros de la Bahía de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios