Movilización

Un millar de personas piden en Conil la paralización de las órdenes de derribo

  • La Corporación al completo y varios colectivos y asociaciones esperan que se puedan paralizar las ejecuciones previstas

Miembros de la Corporación y afectados han estado al frente de la pancarta.

Miembros de la Corporación y afectados han estado al frente de la pancarta. / D.C. (Conil.)

Ha sido a la tercera vez, ya que en esta ocasión todos los grupos políticos con representación municipal en el Ayuntamiento de Conil se han unido a la Plataforma de Afectados por las Viviendas Irregulares y se han puesto al frente de la protesta que ha recorrido este sábado las calles de esta localidad conileña.

Tras una pancarta en la que se podía leer, ‘No a los derribos de viviendas de primera ocupación’, 'Corporación Municipal', casi un millar de personas, según se ha apuntado desde la Policía Local, se concentraron en la explanada del mercadillo, para hacer por un lateral, la entrada a la calle Carretera y al centro del casco urbano.

En silencio, se ha reclamado a los jueces y fiscales que están decretando sentencias de derribo, que miren la situación en la que quedarán muchas de estas familias, que solo tienen el techo de la casa que pudieron construir hace años y que sin esa vivienda se quedarían en la calle.

El alcalde, Juan Bermúdez, ha asegurado que son unos cinco casos en esta situación, una veintena en situaciones parecidas. Un número que se eleva a más de medio centenar, según ha apuntado el portavoz de la Plataforma de Afectados de Viviendas Irregulares de Conil (PAVIC), Sergio Cáceres.

Muchas de las familias que sufren en primera persona han estado presentes, arropados por familiares, amigos y vecinos, que creen que no es lo mismo tener una vivienda irregular como segunda residencia o dedicada al alquiler vacaciones, que una primera residencia y único techo para las familias, la mayoría con niños pequeños que se quedarían si nada. El propio Ayuntamiento está buscando fórmulas para que el derribo, se aplace hasta que se le pueda buscar una vivienda social, para que no se vean desasistidos.

A la protesta acudieron representantes de la Asociación de Afectados por Viviendas Irregulares en el Palmar (PAVIP), con su portavoz, Manuel Martín a la cabeza, quien reclamaba al alcalde de Vejer, Manuel Flor y al concejal de Urbanismo, José Ortiz, una solución para las viviendas que se encuentran en esta misma situación en la pedanía palmareña.

Igualmente, varios miembros de la Asociación de Vecinos ‘Costa de la luz’ de Zahora, con su secretario y portavoz, José Antonio Mármol, al frente, respaldaban con su presencia esta movilización vecinal, asegurando que comparten muchas situaciones similares, aunque con el añadido de que no disponen de agua potable en sus casas. Igualmente, pedían una solución a una situación enquistada desde hace muchas décadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios