Nuevas Tecnologías

Las ‘apps’ de moda que hacen más fácil el día a día en el colegio

  • El uso de herramientas digitales durante el curso escolar va a más.

  • Ya existen multitud de aplicaciones para padres, alumnos y docentes que dinamizan el aprendizaje en clase y convierten los deberes en algo ameno

Alumnos de Primaria utilizando tablets en el aula de forma educativa Alumnos de Primaria utilizando tablets en el aula de forma educativa

Alumnos de Primaria utilizando tablets en el aula de forma educativa

Llega la vuelta al cole. De nuevo las prisas, pendientes del reloj, los horarios, las extraescolares, el comedor. ¿Quién los lleva? ¿quién los recoge? Todo nos puede resultar un poco caótico si no se organizan medianamente los horarios de la familia. Esto se hace especialmente necesario cuando se tienen más de dos hijos. Y si es familia numerosa para qué hablar. Las nuevas tecnologías y aplicaciones disponibles para móviles y tablets han venido a facilitar bastante todo este engranaje y actualmente es muy amplio el abanico de herramientas digitales, para alumnos, padres y maestros, que posibilitan por ejemplo, la organización de la agenda escolar y los deberes, que ayudan a las clases de refuerzo, a aprender las tablas de multiplicar…etc.

En primer lugar, para orientarse sobre este tema y estar informados existen numerosas páginas webs con recomendaciones, consejos o tips, noticias, o descargables de aplicaciones en pdf para imprimirlas y tenerlas en casa, etc. Por ejemplo, Empantallados, una web que ayuda a los padres a educar digitalmente a sus hijos; o Educación 3.0, un portal sobre innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, y formación y recursos para profesores.

Aplicaciones Líderes

Si lo que buscamos es instalarlas en nuestro smartphone o el del alumno, el abanico de recursos digitales disponibles para iOS y Android es infinito, y muchas de ellas, son gratuitas. Khan Academy, por ejemplo, es una de las aplicaciones más usadas por las familias. De forma gratuita, permite acceder a sus más de 4.000 vídeos educativos sobre diferentes temas (mates, química, historia…) y estudiar sin conexión a Internet, ya que se pueden descargar los archivos.

Otra aplicación muy práctica para alumnos de todas las edades es Agenda Escolar, que les ayuda a organizar su vida académica de una forma metódica y mejora su capacidad planificadora. También para organizar mejor y optimizar el tiempo de estudio podemos citar Brain Focus, ó My study life, para planificar el tiempo necesario para realizar los deberes o estudiar para los exámenes.

Hay numerosas 'apps' para que los alumnos interactúen en la clase con el profesor Hay numerosas 'apps' para que los alumnos interactúen en la clase con el profesor

Hay numerosas 'apps' para que los alumnos interactúen en la clase con el profesor

Las Matemáticas son una de las asignaturas que con más frecuencia trae a los pequeños de cabeza. Para hacer divertida esta materia existen algunas herramientas digitales muy conocidas, como Smartick, una de las mejores apps de matemáticas, ya que es una aplicación muy útil con la que pueden repasar todo tipo de contenido en sólo quince minutos al día; o Little Panda, otra buena opción para que el niño aprenda a sumar y restar o a practicar multiplicaciones y divisiones. Es muy sencillo con modalidades muy básicas y visuales.

 “Yo no soy muy partidaria de que los niños estén con la tablet pero es verdad que a partir de 3º de Primaria les mandan muchos deberes de buscar información en Internet”, cuenta Rocío Barriga, una mamá con dos hijos de 11 y 12 años que estudian en las Irlandesas. “Para que usaran la tablet de forma educativa, el curso pasado descargamos Little Panda para practicar multiplicaciones, y el Apalabrados” [otra herramienta ideal para ampliar vocabulario y jugar con las palabras].

Hay ‘apps’ divertidas para repasar Matemáticas, como ‘Smartick’ o ‘Little Panda’

Enfocadas al aprendizaje del inglés existen igualmente, multitud de posibilidades. Babel, por ejemplo, ofrece la oportunidad de aprender gran cantidad de vocabulario y gramática. El método de Duolingo es también muy conocido y ha calado entre millones de usuarios;esta app gratuita transforma el aprendizaje en un juego planteado con niveles, retos y objetivos definidos. Lingokids, Inglés para niños ofrece un entorno seguro para aprender, libre de distracciones y anuncios. Fun English es el favorito de los niños, de 3 a 10 años: esta app combina un curso de inglés estructurado con juegos divertidos de diferentes categorías, y un juego gratis al día.

Y para los más tecnológicos y científicos destacan apps como Tinybop, Body Planet, Cómo funciona, Thinkrolls 2, Scratch Junior, CodeSpark Academy, o Tynker. Algunas de ellas introducen incluso a los más pequeños en el mundo de la programación a través del juego.

Maestros a la última

Los profesores también ‘hacen sus deberes’ para ponerse al día de las nuevas tecnologías y, aunque todavía los hay que son reacios, la realidad es que cada vez está más extendido el uso de herramientas y aplicaciones entre los docentes, quienes ven en éstas una forma de dinamizar sus clases y motivar a sus alumnos en el aprendizaje. De hecho, son muchos los centros escolares andaluces que han normalizado la utilización de plataformas de aula virtual y de gestión de las clases, que incluyen servicios de mensajería para comunicarse con los padres y con los propios alumnos. “En el cole de mi hijo usamos la herramienta ClassDojo, un sistema de comunicación entre alumnos y profesores”, afirma Rocío Chaves, madre de un niño de 7 años. “Yo lo veo muy útil”.

Francisco Javier Oca, profesor de Tecnología en ESO en las Salesianas de Jerez, es uno de los docentes que emplea recursos digitales para hacer sus clases y deberes más divertidos. En su centro, todo el profesorado utiliza la plataforma de gestión escolar Essemtia, pero a nivel particular, “yo uso a diario Additio, un cuaderno de notas para el profesor que te permite la creación de clases. Aquí gestiono por trimestres qué tarea hago, cómo lo voy a evaluar, puedo poner observaciones, llevar el control de la asistencia, etc”, explica. “Recurro a las aplicaciones educativas para salir de la rutina en mis clases. Hay que aceptar una realidad: los niños, queramos o no, tienen un apéndice que se llama móvil, por eso a mi me gusta que le den un buen uso”, asegura.

Hay profesores que manejan en su día a día aplicaciones de evaluación directa como Kahoot o Socrative pero éstas herramientas requieren que el alumno pueda usar su móvil o tablet en clase para interactuar, algo que no está permitido en numerosos colegios. Rafael Villar, profesor en FP de Telecomunicaciones en los Salesianos cuenta que “a nivel personal uso mucho Kahoot que sirve para ludificar la clase, haciendo concursos como los de la tele. Es muy útil porque al profesor le permite controlar el aprendizaje y a los alumnos les resulta muy ameno y divertido a la hora de hacer el examen. Van contestando desde sus móviles y se motivan mucho. Es una herramienta que en muy pocos años ha crecido bastante y lo utilizamos ya muchos maestros”.

Este docente señala que “es una práctica que va a más porque los profesores tenemos que evolucionar y adaptarnos a los nuevos tiempos. Son pocos los que siguen la estructura tradicional de estar en una tarima y explicar. Hay que motivar a los alumnos y hacerles protagonistas de su aprendizaje”.

Javier Oca explica que para aquellos centros en los que los alumnos no pueden usar móviles o tablets son muy recomendables apps como Plickers (preguntas y cuestionarios con los alumnos identificados con códigos QR) o Ed-Puzzle (metodología de clase inversa que permite editar vídeos cortos). “Yo utilizo muchísimo estas dos apps y otras como Padlet, que es un muro de intercambio de contenido multimedia, moderado por el profesor, o Genially, una web de creación de presentaciones interactivas”, aclara.