Urbanismo

La Flave aplaude la aprobación del Peprichye

  • La entidad pide medidas para que se pueda ejecutar esta herramienta

Una vista del casco antiguo portuense.

Una vista del casco antiguo portuense. / Andrés Mora Perles

La junta directiva de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (Flave) ‘Sol y Mar’ aplaude y se congratula de la aprobación en el Pleno extraordinario celebrado esta semana del Plan Especial de Protección y Reformas Interior del Conjunto Histórico y Entorno, más conocido como Peprichye.

Recuerdan que "se trata de un documento que ha sido trabajado durante años por técnicos y partidos políticos, junto a la colaboración, tesón y trabajo de la Federación que, con la participación de la asociación de vecinos Barrio Alto y Centro Histórico portuenses debido a su interés en el documento, han logrado avanzar hasta llegar al día citado de aprobación, tras una larga espera".

La Federación entiende que este plan es “una herramienta más para mejorar la situación e imagen del núcleo urbano más antiguo de la ciudad, pero que aisladamente no va a solucionar el problema. Además del Peprichye, la ciudad debe contar con Presupuesto Municipal con partidas destinadas a tareas de mantenimiento urbano, limpieza, medio ambiente y fomento del comercio y la actividad económica".

A ello habrá que añadir, señalan, "inversiones para facilitar la accesibilidad, creación de zonas verdes que potencien e incentiven la repoblación del corazón de la ciudad, dada la amplia extensión que ocupa el plan (Zona Centro, Barrio Alto, el entorno de la plaza de toros y la ribera del río) y con las distintas realidades que coexisten en estas, promoviendo además inversiones de otras administraciones".

Además, todo ello deberá acompañarse de medidas que faciliten que la ciudadanía pueda proceder a la rehabilitación y mejora de sus viviendas, agilizando la tramitación administrativa de permisos y licencias.

Con todo, la Federación entiende que es un documento que ha contado con la participación e implicación de numerosos colectivos, entidades y ciudadanía, y que viene a paliar la reglamentación específica del casco histórico, contribuyendo a su resurgimiento.

Por tanto, se trata de “un hito histórico para la ciudad”, pero aún hay "mucho trabajo por delante que requiere de una buena gestión municipal por parte del Gobierno local, que debe ser constante y consensuada con los colectivos implicados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios