Fútbol | Segunda B

El San Fernando regresa a la zona de 'play-off'

  • Los azulinos se imponen al Don Benito (2-1) con goles de Pablo Sánchez y Gabi Ramos

Pablo Sánchez mira a la grada para dedicar su gol. Pablo Sánchez mira a la grada para dedicar su gol.

Pablo Sánchez mira a la grada para dedicar su gol. / Román Ríos

No baja la guardia. No da muestras de flaqueza. No se desvanece con los elogios. Habrá que mirar hasta dónde puede llegar este San Fernando. Y lo más relevante es que ya las victorias no tienen el mismo valor, porque a todo se acostumbra uno. Pero esta vez se logró un nuevo triunfo, se consiguieron tres puntos muy importantes y los de La Isla se volvieron a colocar entre los cuatro primeros clasificados cuando a la primera vuelta de competición le queda muy poquito, casi un suspiro.Y es que el partido tenía doble trampa. Por un lado, el temor de haber entrado en el bache de resultados que todos están temiendo que llegue. Y por otro, el encadenar cuatro partidos consecutivos sin vencer. Todo esto sin olvidar que el contrincante era, a principios de temporada, un rival directo en la lucha por la permanencia, que había logrado vencer hace dos semanas en el campo de Ibiza y que llegaba con el agua al cuello.Pues bien, los isleños volvieron a demostrar que son grandes y que están donde están porque se lo han ganado a pulso. Hoy por hoy, si miras la clasificación con orgullo, ves al San Fernando como el mejor equipo de Andalucía en la clasificación, con cuatro puntos más de lo que teóricamente debía de conseguir en la primera vuelta para lograr los 46 de la salvación. Lo dicho, para enmarcar.Y el de ayer era un partido complicado. Y lo era porque el rival tiene las mismas características que los azulinos: lucha, briega, presión, presión, trabajo, trabajo y trabajo...Pero el Don Benito tendrá que aprender a jugar los últimos minutos como lo hacen los isleños y como han tenido que aprender los de La Isla a base de palos, esos que se recibieron el año pasado en innumerables partidos. Ahora, cuando todo está de cara, llega la jugada del gol cuando el partido está a punto de expirar, cuando ya falta el aliento. El creer en uno mismo te hace olvidar la fatiga para que lleguen los resultados positivos y a los isleños les están llegando como agua de mayo.Vale de inicio apuntar que el partido no fue nada del otro mundo de cara a la galería. Pero no le faltó un ápice de intensidad, de sacrificio, de humildad en la constancia y de trabajo por parte de ambos equipos, que lo dieron todo para conseguir algo positivo.Así, y aunque los isleños fueron los que comenzaron presionando y contaron con sus oportunidades en el 2’ de Carri y en el 17' de Pau Franch, había momentos en el partido donde los extremeños se estiraban y conseguían dominar y atrincherar al San Fernando. Eso sí, con poca o nada profundidad.Antes del primer gol, Leo Santos ya le sacó un remate a Pablo Sánchez, que percutió con acierto en el tanto. La pizarra de José Pérez Herrera apuntó un córner peinado por Pedro Ríos y rematado por el gaditano en el segundo palo y se cumplió a las mil maravillas.Pero si a balón parado fue el primero, todo se quedó helado en las postrimerías del primer tiempo, con un gol parecido. Un nuevo saque de esquina provocó un disparo de Trinidad que puso la igualada.La segunda parte fue de dominio, prácticamente en su totalidad, de los isleños, pero éstos no encontraron la puerta de Leo Santos hasta que no quedaba un minuto de juego reglamentario. Antes la habían tenido Carri (51’), Pedro Ríos (58’) y Buba (80’). Pero Gabi Ramos quiso dedicar su primer gol al próximo alumbramiento de su mujer y volvió a escribir en el campo lo que ya había escrito antes su entrenador en la pizarra. Un nuevo córner, una nueva peinada y un nuevo remate para dejar los tres puntos en La Isla y volver a encontrar el camino del triunfo, la senda de la victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios