Segunda División B

David Valle se marcha al Extremadura

  • El preparador de porteros del San Fernando CD, después de tres años desempeñando esa función en el primer equipo de la entidad isleña, acepta la oferta del conjunto de Almendralejo

David Valle (d) charla con el cancerbero isleño Rubén Gálvez en un entrenamiento en Bahía Sur. David Valle (d) charla con el cancerbero isleño Rubén Gálvez en un entrenamiento en Bahía Sur.

David Valle (d) charla con el cancerbero isleño Rubén Gálvez en un entrenamiento en Bahía Sur. / J.A.

Comentarios 0

Tres años como preparador de porteros y otros dos como jugador del San Fernando. David Valle ha estado un lustro en el equipo azulino y ahora es el momento de cambiar de aires. El Extremadura, de Segunda División A, ha llamado a sus puertas y tras pensárselo detenidamente, el cancerbero catalán se decidió por dar un salto en sus aspiraciones como técnico tras la llamada del nuevo entrenador del equipo de Almendralejo, Rodri.

De esta forma, el pasado lunes, David Valle anunciaba al entrenador azulino, José Pérez Herrera, sus intenciones de no continuar en el cuerpo técnico del jerezano, el cual comprendió de manera directa la oportunidad que se le presentaba al que ha sido, hasta la fecha, uno de sus bastiones principales en los éxitos que viene consiguiendo el cuadro de La Isla.

El miércoles puso rumbo a tierras extremeñas no sin despedirse de los que han sido sus pupilos, principalmente de Rubén Gálvez, Milo y Navas, los tres porteros del equipo isleño, a los que entrenaba a diario. David Valle, sensiblemente emocionado, señalaba que “han sido tres temporadas muy bonitas, pero lo que actualmente estábamos viviendo era muy especial, por lo que me marcho con dolor de mi corazón”, sentenciaba mientras que se abrazaba con los jugadores del plantel azulino.

Ya más tranquilo, David Valle indicaba que “el San Fernando está en mi corazón. No es un adiós definitivo, sino un hasta luego, porque lo cierto es que conmigo se han portado a las mil maravillas y lo que se habla de este equipo no es ninguna mentira, prácticamente somos una familia y siempre cuesta despedirte de los tuyos”. David Valle recordaba su llegada al San Fernando. “Fue en la temporada 2012/2013, cuando mi representante, Pacucho (Francisco Sánchez Franzón), me ofreció la posibilidad de venir aquí y, como mi mujer es de Cádiz, no lo dudé ni un segundo. Fueron dos temporadas muy bonitas, sobre todo la primera, en la que el equipo recién ascendido a Segunda B, hizo una gran campaña y estuvimos arriba toda la temporada. La segunda fue radicalmente distinta y las cosas no fueron bien ya que terminamos descendiendo”.

Pero se quedó con la espinita clavada y volvió de la mano de Canito y Ñoño Méndez. “Fue un ascenso inolvidable en Águilas y la verdad es que el equipo tuvo un tramo final de temporada impresionante. Luego conseguimos la permanencia con Méndez en el banquillo, el año pasado fue increíble y este año la cosa va sobre ruedas. Lo cierto es que lo bueno ha prevalecido ante lo malo y por ello tengo un enorme satisfacción de haber estado aquí estos cinco años y medio”, enfatizaba.

Pero sus inicios como entrenador de porteros fueron en las categorías inferiores del Cádiz. “Y en ello le tengo que dar las gracias a Quique González, que fue el que confió en mí al principio. Él sigue siendo parte de mi futuro profesional”. Pero no quiere dejarse a nadie en el apartado de agradecimientos y se acuerda de “Fernando Niño, que fue el primero que me invitó a formar parte de un cuerpo técnico”, así como de “Ñoño Méndez y Canito, que me dieron la oportunidad de meterme en el San Fernando, que será mi casa para toda la vida”.

Para el actual entrenador del equipo azulino tuvo una mención especial porque “sin José Pérez Herrera y su gente no me hubiese llegado esta oportunidad. Por último agradecer a todos los porteros que he entrenado y de los que tanto he aprendido en estos pocos pero intensos años”.

David Valle se marcha, momentáneamente, del San Fernando y su trabajo queda ahí. De momento, en la actualidad, el equipo isleño comparte con la Balona el hecho de ser el equipo menos goleado del grupo y, seguramente, parte de culpa también la tiene él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios