Fútbol | Fase de ascenso a División de Honor Andaluza El Chiclana deja escapar vivo al Trebujena (0-0)

  • La eliminatoria se decidirá en el Municipal pese a la superioridad de los blancos en el Antonio Temblador

Crespo controla el balón ante la presión de Abraham. Crespo controla el balón ante la presión de Abraham.

Crespo controla el balón ante la presión de Abraham. / A. Alba

La eliminatoria final por el ascenso a División de Honor Andaluza se decidirá en el partido de vuelta, después que la ida disputada en el Antonio Temblador de Trebujena se saldara con el 0-0 inicial y con la sensación de que el Chiclana fue mejor pero perdonó a su rival, al que dejó escapar con vida.

Desde el principio, los blancos se adueñaron del balón, aunque sin llegar a puerta. Los tiros lejanos y un exceso de respeto marcaron los primeros compases de la contienda, en los que la única aproximación la firmó Josemi Caballero en el minuto 8 con un disparo que se marchó altísimo.

Con el Chiclana como claro dominador de la situación, en el 23’ de nuevo Josemi lo intentó desde fuera del área. Y un poco más tarde Crespo entró hasta la cocina pero se dejó el balón atrás. Los visitantes avisaban pero sin acierto ni suerte de cara a portería.

El duelo pasó por una fase más trabada y cuando se acercaba el descanso, en el 41’, Joaqui gozó de la primera ocasión local, si bien Alberto respondió sin problemas.

Al regreso del vestuario, los de Lupi continuaron a lo suyo, mandando y buscando el gol como preciado botín para la vuelta.

En el 60’, remate de Nene y rechace de Álex Herrera; en el 65’, recorte de Sergio en el vértice de área y tiro que tampoco encuentra premio, y en el 75’, disparo a la madera de Adán tras internarse por la banda.La superioridad chiclanera era patente, pero la insistencia no sirvió de nada porque no tuvo reflejo en el marcador.

Así y todo, el 0-0 final a priori beneficia más al Chiclana, al que en la vuelta le valdría con el resultado inicial para subir, ya que en caso de que se repitiera el marcador impondría su condición de campeón del grupo gaditano ante el adversario que acabó segundo.

En todo caso, el técnico de los blancos se mostraba al término de la contienda confiado por lo que había visto sobre el rectángulo de juego. Asume que las espadas están en alto, todo por decidir, pero se marcha de Trebujena con la sensación de que fueron mejores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios