Aguántame el cartel

Cádiz, cuna de la libertad digital

PRESUMEN de la democracia y la libertad, y vamos dando pasitos pa atrás". El que la lleva la entiende, 1992.

Me ha dado pena del Pedrojota. Al pobrecito el otro día se le vino el Mundo encima y desde entonces no levanta cabeza. Así está el País. Se veía venir. Lo mismo que cada 9 de diciembre, como siempre y sin tarjeta, aparece de Juancarlo perdida una cuarteta. ¡Qué casualidad!

A Pedrojota lo han echado a tres días de empezar el Concurso. Ni a los Carapapa les daría tiempo a reaccionar. Y eso que el COAC (Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas) es el segundo concurso más largo de Europa. El primero, como todo el mundo sabe, es el CAC (Concurso de Acreedores del Cádiz), que va a porfía con el segundo puente por ver cual se acaba más tarde.

A la calle, como las ilegales. Como si no fuera suficiente castigo tener que vestir a perpetuidad ropa diseñada por Agathas Roí Toa las Braga, una especie de Pepi Mayo fashion con más corazones y menos purpurina.

Pedrojota se consuela con la paguita que le queda, 20 millones entre pitos y flautas. Eso sí, no podrá montar un periódico en dos años. Ni siquiera uno digital, ya saben, uno de esos a los que se accede a través de un dispositivo desde cualquier punto de una ciudad que se gasta un pastizal poniendo la wifi gratis para uso de los guiris. Total, para qué, si le iban a prohibir acreditarse en el Falla.

Durante un mes, Cádiz se convierte en el ombligo del mundo y el Falla en la pelusa del ombligo. Pero ojo con lo que se canta, no se vaya a mosquear la alcaldesa y del tirón te mande a la unidad de intervención -vulgo la brigada de la limpieza-, que ya en la Erizá hicieron un ensayo general de categoría y demostraron que en estos carnavales están dispuestos a darlo todo por Cádiz y sus barrios.

Ya lo dijo el romancero popular (y nunca mejor dicho):

Cádiz, salada caridad, no meterse con PPBlá. Cádiz, cuna de la libertad, ¡tanto twitter, tanto opinar!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios