DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz

El puente Carranza soporta más de 40.000 vehículos diarios

  • En un día laborable tipo de 2014, salen más vehículos de Cádiz por esta vía de acceso que los que llegan desde Puerto Real

El puente Carranza soporta un día laborable normal de 2014 la circulación de 40.426 vehículos en ambos sentidos, según los datos ofrecidos por el Centro de Gestión del Tráfico del Suroeste de la Dirección General de Tráfico. 

 

Este número se corresponde a la intensidad que se da en una jornada tipo de este año. Según estos datos, de la ciudad salen más coches por esta vía que los que entran. Así, de Cádiz se van en un día de trabajo 20.467 vehículos, mientras que llegan 19.959. 

 

En cuanto a las horas en las que el puente Carranza registra un mayor tránsito, existe diferencias según el sentido. Estas cifras señalan que el momento en el que entran más coches a la capital es el tramo entre las 8 horas y las 9 horas, con 1.828. Por contra, el periodo entre las 14 horas y las 15 horas es el momento en el que más vehículos pasan rumbo a Puerto Real por la N-443, con 1.910 automóviles. 

 

Para poder regular la circulación, el puente Carranza cuenta desde julio de 2007 con un carril reversible de 1.450 metros de longitud. Esta vía se pone al servicio de los usuarios en función del estado del tráfico, por lo que no tiene una pauta fija a seguir para marcar el sentido hacia el que se puede circular por él. 

 

Desde el Centro de Gestión del Tráfico del Suroeste, situado en Sevilla, se toma la decisión del sentido de la circulación por este carril. Para ello, se tienen en cuenta aspectos como la intensidad de la circulación tanto en sentido hacia Cádiz como hacia Puerto Real, la existencia de incidencias en la vía en alguno de los dos sentidos, tales como una avería o un accidente, o la realización de trabajos de mantenimiento en el puente que obliguen a cerrar alguno de los carriles. 

 

Uno de los principales objetivos para los que se puso en marcha el carril reversible era evitar que se produjeran retenciones tanto a la entrada como a la salida de Cádiz, dando una mayor capacidad al puente Carranza. De esta forma, dentro del Proyecto de Señalización Dinámica y Control del Tráfico, que se realizó en 2007, se instalaron en la vía cámaras de televisión, estaciones de toma de datos, estaciones meteorológicas, secciones de tomas de datos, estaciones remotas universales y nodos de comunicaciones. 

 

Con todo, estas instalaciones partieron con el objetivo de tener un mayor control en los accesos a Cádiz, mejorar la eficiencia del tráfico, prevenir y reducir los atascos y disminuir el volumen de contaminación provocado por las retenciones. 

 

Por ello, desde la Dirección General de Tráfico aseguraron que, desde que el carril reversible entró en servicio, las retenciones se producen a partir de incidencias puntuales y no motivadas por la circulación normal de los vehículos por el puente Carranza. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios