Anuncio de Pedro Sánchez A partir del lunes todos los trabajadores de ACTIVIDADES NO ESENCIALES deberán quedarse en casa: dos semanas de permiso retribuido que se recuperará tras la crisis

Cádiz

Una deuda de 44 millones de euros pone en peligro la lucha por los discapacitados

  • En la provincia de Cádiz la deuda de las distintas concejalías asciende a 8 millones de euros

"Los 40 años de lucha por la integración de las personas con discapacidad están en peligro". Este es uno de los lemas que ayer se pudieron leer y escuchar en la concentración que realizaron las 22 entidades pertenecientes a la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Intelectual, Parálisis Cerebral y Autismo de Cádiz (FREPOAMI) contra la deuda de la Junta hacia estas entidades. Una marcha de vehículos de los distintos centros, y de los familiares y amigos que se sumaron, que partió de Bahía Sur y recorrió la arteria principal de la capital gaditana hasta la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, en la Plaza de España.

En Cádiz, los retrasos en los pagos perjudican a más de dos mil trabajadores y más de tres mil personas con discapacidad. "Las distintas concejalías de la Junta deben facturas a los centros desde el mes de abril, concretamente 8 millones de euros a los de la provincia de Cádiz", señala la Begoña Corrales, gerente de FREPOAMI. "La Junta siempre ha pagado los servicios concertados 40 días después de que presentáramos las facturas, pero en los últimos meses este tiempo se ha ido demorando hasta unos niveles insostenibles por las distintas entidades" afirma Begoña Corrales.

En toda la comunidad la deuda asciende a 44 millones de euros a 140 entidades.

Concretamente es la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia, el Servicio Andaluz de Empleo y la Consejería de Educación la que tienen la deuda con las entidades. El Servicio Andaluz de Empleo no está pagando las ayudas que requieren los Centros Especiales de Empleo, en lo que el 70% de losmiembros son personas discapacitadas.

Esta protesta se une a las convocadas en todas las capitales andaluzas por la Confederación Andaluza de Organizaciones a favor de Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS-Andalucía).

La FEAPS- Andalucía atiende a unas 20.000 personas con discapacidad intelectual a través de sus 540 centros de toda Andalucía, donde trabajan más de 8.500 profesionales.

Ante el aviso de la manifestación, la Junta de Andalucía realizó el jueves un pago a distintos centros, correspondiente al mes de abril y otro atrasado del año 2011. Desde la Federación provincial se afirma que la Junta nunca ha dejado de pagar sino que en este momento "es un retraso insostenible para entidades como estas".

"Si este problema no se soluciona tenemos previstas más movilizaciones, aumentando también la dureza de las mismas", indica la gerente de FREPOAMI. Una de esas movilizaciones futuras es el cierre de algunos centros de día todos los viernes a partir de septiembre. Esta medida sólo se aplicaría a los centros de día, ya que según la gerente de la Federación, "hay residencias que son imposibles de cerrar porque son las viviendas de algunas de estas personas".

La lucha por la integración de estas personas corre peligro. Si los monitores y trabajadores no pueden cobrar sus nóminas es imposible que muchos centros puedan seguir existiendo. Es un grave problema puesto que el camino que se ha construido durante muchos años puede ser que termine diluyéndose.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios