Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

Rosa Caballero. Presidenta de la Asociación de Familiares de Niños Hiperactivos

"Hay una media de tres niños con TDAH sin diagnosticar por clase"

  • Hoy se celebra el Día del TDAH. Es un trastorno que se suele diagnosticar sobre los 6-7 años. Es necesaria medicación y un tratamiento intermodal.

Hoy se celebra en Cádiz el Día del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), dentro de la VII Semana Europea del TDAH. Por eso hablamos con Rosa Caballero, presidenta de la Asociación de Familiares de Niños Hiperactivos de la provincia de Cádiz (AFHIP).

-¿Qué es el TDAH?

-El TDAH es un trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad que puede ir acompañado de impulsividad y conducta desafiante negativa. El niño que tiene hiperactividad suele ser diagnosticado más precozmente. En este caso se actúa mejor porque recibe medicación y el tratamiento multimodal que necesita. El niño inatento lo pasa peor porque suele ser diagnosticado más tarde, casi siempre en el instituto o cuando ya ha abandonado los estudios.

-¿Son las familias capaces de reconocer el problema en sus hijos?+

-Con el 99,99% de las familias que hablo me cuentan que su hijo tiene un problema en sus relaciones sociales, que es hiperactivo, que no duerme... normalmente, cuando aún no han sido diagnosticados, se les suele catalogar como niños problemáticos.

-Pero, ¿puede ser un trastorno sobrediagnosticado?

-Nosotros hacemos mucho hincapié en que un niño es TDAH las 24 horas del día. A mí no me vale que una madre me diga que su hijo no para quieto en casa. No, no está quieto en casa, ni en el colegio, ni en el coche ni en ningún sitio al que lo lleves. Estamos en contra de que sea el pediatra quien diagnostique porque es Salud Mental quien debe reconocer al niño. Antes de saber que es TDAH se han ido descartando otras patologías. Lo primero que aconsejamos es la visita a un neuropediatra para que haga un estudio. Luego se hacen pruebas físicas, una resonancia magnética, analíticas para ver si tiene tiroides, encefalograma... cuando se ha descartado toda esa línea y da el perfil de TDAH, entonces se diagnostica como tal. El niño con este trastorno desarrolla con la edad problemas de aprendizaje, de motricidad, de exclusión con los compañeros... encuentran muchas dificultades si no han sido diagnosticados correctamente.

-¿A qué edad es más certero el diagnóstico?

-Hay niños que con 3 o 4 años se les nota que tienen este trastorno y son diagnosticados y aunque no se suele aconsejar, se les medica. Sin embargo la edad idónea para empezar con el tratamiento son los 6-7 años, aunque hay casos excepcionales. Lo que deben tener claro los padres es que es un trastorno crónico.

-¿Qué tanto por ciento de la población tiene TDAH?

-La Seguridad Social no da porcentajes. Lo que sabemos es que de los trastornos que se tratan en la unidad de Salud Mental es el segundo en número de casos. La prevalencia es que hay una media de tres niños sin diagnosticar en cada clase. En la población activa adulta el porcentaje se sitúa en torno al 8%.

-¿Pueden llevar estos niños una vida normal?

-Una vez que el niño está diagnosticado y se le marca el tratamiento multimodal, que se basa en el apoyo de la familia; del centro educativo con la presencia de un pedagogo o un profesor de Educación Especial; en un diagnóstico certero acompañado de un tratamiento farmacológico, y en la visita a psiquiatras y psicológos, un TDAH puede estar perfectamente integrado y pasar desapercibido.

-¿Entonces no van a clases especiales, no?

-A estos niños se les reconoce una minusvalía y son de necesidades eduactivas especiales, pero están en clase con el resto de sus compañeros. Un TDAH debe estar sentado en primera fila, muy cerquita del profesor para que éste le controle su agenda y le recuerde la fecha de los exámenes o las tareas que hay que hacer, porque si toca la campana se van y no apuntan lo que hay en la pizarra o incluso dejan olvidada la mochila. Lo que hay que hacer es controlar su impulsividad y reeducarlos. Estos niños son de alta capacidad, son muy inteligentes, pero su problema son los neurotransmisores. Una parte del seno frontal lo tienen menos desarrollado y los neurotransmisores están dispersos en vez de centrados. Muchos sufren depresiones al ser rechazados por sus compañeros, así como acoso escolar, agresiones o son vulnerables a ser aceptados.

-¿Cómo se implica la familia?

-Al 100%. Tú entras en terapia con tu hijo, y para que lleve una vida lo más integrada posible necesitas información y educación. Los padres seguimos unas normas iguales que nuestros hijos, con una rutina que hay que seguir siempre, cada día, son unas pautas para toda la vida. Los fines de semana te pasas un poco y en el verano te relajas, pero es más duro porque tienen más dificultades para relacionarse con sus iguales y debes obligarles a que lo hagan. Son niños muy educados y sienten rechazo de otros niños precisamente por eso.

-Aparte de esas pautas diarias, ¿la medicación es imprescindible para un niño con TDAH?

-La medicación es fundamental sobre todo en el ámbito educativo; en el verano se suele reducir, pero nunca se puede eliminar. La medicación no es curativa, palia los síntomas de hiperactividad, pero lo fundamental es reeducar a estos niños, ayudarlos a controlar su impulsividad, a que lleven una vida organizada, a que manejen una genda... esas son las herramientas que les aportamos, pero hay que trabajar con ellos en los temas conductuales.

-¿Se hace cargo la Seguridad Social de la medicación?

-La medicación no está en punto reducido. Recetada por la Seguridad Social está costando unos 150 euros, si no, sale por unos 400. Pero además un niño TDAH tiene que ver semanalmente a un psicológo, y en la unidad de Salud Mental suelen tardar entre tres y cuatro meses en darte una cita, por lo que al final son los padres quienes pagan a un profesional privado. La medicación más el tratamiento intermodal suele salir por unos 500 euros al mes.

-¿Cuáles son las causas para desarrollar este trastorno?

-El 80% de los diagnosticados son por causas genéticas. Uno de los progenitores o ambos también tienen TDAH. El otro 20% puede ser por diversas causas: por tabaquismo de los padres o porque son asmáticos o drogodependientes. Se dan también casos en niños nacidos prematuramente o que tuvieron problemas en el parto y en adoptados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios