Contenido patrocinado

Requisitos y principales funciones de los celadores

Requisitos y principales funciones de los celadores

Requisitos y principales funciones de los celadores

Trabajar como celador se posiciona como una de las mejores oportunidades de obtener un trabajo estable y con muchas oportunidades de crecimiento. Es, además, una profesión especialmente indicada para todas aquellas personas que disfrutan ayudando a los demás y que disfruten de un trabajo completamente dinámico.

Las oposiciones para celador son la oportunidad perfecta para obtener una plaza en este sector y desarrollar una profesión estable y con múltiples oportunidades de crecimiento profesional. Por supuesto, para ello resulta sumamente importante prepararse adecuadamente porque si bien es cierto que hay muchas plazas disponibles, también es un hecho que hay un alto nivel de competencia. De allí que Innova se posicione como la mejor academia para Celador del SERMAS.

Celador: ¿cuáles son los requisitos?

Al igual que cualquier otra profesión, para poder convertirte en celador es imprescindible cumplir con ciertos requisitos básicos, aunque es importante destacar que estos requisitos son, en comparación a otras oposiciones, mucho más sencillos y fáciles de cumplir. A continuación compartimos contigo cuáles son los requisitos para poder optar a una plaza de celador del SAS:

  • Edad

El primer requisito imprescindible para ser celador del SAS es la edad. En este sentido, el aspirante debe tener, como mínimo, dieciséis años cumplidos y, en caso contrario, no superar la edad máxima de jubilación forzosa.

  • Nacionalidad:

Es importante que el aspirante tenga la nacionalidad española, aunque también pueden aspirar a este puesto de trabajo todos los nacionales miembros de la Unión Europea, los cónyuges de españoles, de las naciones o de otros estados que pertenezcan a la Unión Europea. También pueden participar todos los menores de veintiún años o bien quienes superen esa edad, siempre y cuando sean dependientes de las personas que estén incluidas en los diferentes tratados que se celebren por parte de la Unión Europea y que, a su vez, sean ratificados por España.

  • Escolaridad:

Es importante que el aspirante disponga de un certificado de escolaridad al momento de hacer la solicitud o bien cumplir con todas las condiciones que se exigen para obtenerla.

Adicional a los requisitos anteriores, al igual que en cualquier otra oposición, la persona no puede haber sido condenado por sentencia firme por diferentes tipos de delitos, especialmente aquellos de índole sexual. Así como tampoco deben poseer la condición de estatutario fijo en otra categoría y especialidad. Por supuesto, también se deben abonar las tasas correspondientes para poder presentar la prueba a menos que el aspirante se encuentre con una exención de la misma.

¿Cuáles son las principales funciones de un celador?

El celador forma parte esencial del sistema de salud porque cumple con una gran cantidad de responsabilidades. De allí que se trate de un puesto de trabajo sumamente dinámico, por lo que es poco probable aburrirse. A continuación compartimos contigo algunas de las funciones más destacadas de este puesto de trabajo:

  • Gestión de las comunicaciones

Los celadores cumplen con una función de vital importancia como es el caso de gestionar, de una forma mucho más eficiente y rápida, las comunicaciones tanto verbales como en lo que respecta a documentos, objetos confiados por los superiores, correspondencia e incluso el traslado de aparatos y mobiliario que sea requerido en otra área del centro.

  • Labores de limpieza

Si bien la labor de limpieza no es desarrollada de forma común, es posible que en algunas ocasiones y de forma excepcional, el celador deba realizar este tipo de tareas. Esto solo pasará cuando, por cualquier motivo de peso, el personal de limpieza no pueda acudir con rapidez al lugar.

  • Guardias

Los celadores deberán cumplir con guardias en turnos previamente establecidos. Al tratarse de horarios previamente organizados, estas no tienen porqué tener un impacto negativo en los tiempos libres, así como tampoco ser un problema para la conciliación familiar. En este sentido, es importante destacar que también deberán cumplir con tareas de vigilancia nocturna y diurna, tanto en el interior como en el exterior del recinto.

  • Cuidado de los pacientes

Una de las labores más importantes de los celadores es cuidar que los pacientes y familiares hagan un uso adecuado de los enseres u objetos que se encuentran en las habitaciones y en el hospital en general. Gracias a esta labor se evita el deterioro acelerado de estos objetos y con ello se mantienen mejor las instalaciones, indispensable para que, tanto paciente como trabajadores, cuenten con todo lo que necesitan para una atención de primer nivel.

  • Orden del centro

Además de las labores anteriores, los celadores cumplen con un rol esencial para mantener el centro en perfecto orden y silencio, indispensable para que los pacientes se puedan recuperar con tranquilidad del problema que los haya llevado hasta allí. En este sentido, deben cumplir con una función de vigilancia, tanto de pacientes como de otros visitantes. Por ejemplo, está prohibido fumar en las instalaciones de los hospitales y centros de salud o bien llevar alimentos que puedan, de alguna forma u otra, perjudicar al paciente. Hasta los más mínimos detalles cuentan para la completa recuperación de los pacientes.

  • Traslado de los pacientes

Los celadores también son los encargados de trasladar a los pacientes en camillas o sillas de ruedas hacia diferentes áreas de la institución, así como también hacia el servicio de ambulancias. El objetivo es siempre ayudar a los pacientes, médicos y demás trabajadores del centro en todo lo que necesiten para que las labores fluyan de forma más eficiente a lo largo del día. De hecho, también pueden ayudar al personal sanitario y no sanitario a mover a los pacientes encamados que, por las dolencias que presentan, requieren de un trato especial.

Sin lugar a dudas, los celadores forman parte esencial del sistema de salud. Es un puesto de trabajo en el que se requiere de mucho dinamismo, compromiso y ganas de ayudar a las personas que se encuentran en los centros hospitalarios. ¿Lo mejor? Hay una gran cantidad de plazas disponibles, por lo que, con la preparación adecuada hay amplias probabilidades de obtener un puesto de trabajo en este sector. Lo importante, además de cumplir con los requisitos básicos exigidos, es prepararse adecuadamente en una academia especializada.