Selectividad Consejos para el éxito en Selectividad: historias de alumnos triunfadores

  • El pasado curso el 96% de los gaditanos que se presentaron a la prueba consiguieron superarla

Alejandro Barea, uno de los cuatro alumnos que empataron en Cádiz con la mejor nota Alejandro Barea, uno de los cuatro alumnos que empataron en Cádiz con la mejor nota

Alejandro Barea, uno de los cuatro alumnos que empataron en Cádiz con la mejor nota / Miguel Ángel González

Lo más complicado es llegar. En la provincia existe un un 26% de abandono escolar, aunque llegó a ser del 41% en los años de la burbuja. Pero una vez que has llegado aprobar la Selectividad no es tan difícil. El 96% lo hizo el año pasado en la provincia.

A partir de ahí el reto es superar la nota de corte de los estudios elegidos. Así, por ejemplo, el año pasado no había ningún problema si los estudios seleccionados eran Derecho, administración de empresas, relaciones laborales o estudios islámicos. En todos estos grados la nota de corte era la mínima, 5. Sin embargo, si la pretensión era Filología inglesa (12,3), Fisioterapia (11) o Ingeniería Mecánica (11), la cosa se complicaba.

Al conseguirse esta nota tanto por el examen de acceso como con el cómputo de las notas logradas en bachillerato se tiende a pensar que los colegios concertados y privados juegan con cierta ventaja.

Sea o no cierta la leyenda, no hay modo de comprobarlo, ya que la Junta no publica el ranking de los colegios con mejores notas en la prueba para saber quiénes preparan mejor a sus alumnos para el reto.

Sí se dan a conocer cada año los alumnos que han obtenido el mejor resultado. Pero hay otros elementos determinantes para lograr ser un triunfador de la prueba. Miremos algunos de los ejemplos en los últimos años.

Alejandro Barea, 9,9 en 2018 en Cádiz. Doble grado de física y matemáticas

El año pasado hubo un cuádruple empate en la mejor nota de la Selectividad en la provincia. Uno de los que la logró fue este estudiante de El Altillo School, un centro privado de Jerez.

Para él la clave del éxito fue que “hay que plantearse una meta y así no cuesta tanto estudiar. Tener una meta es lo que me ha motivado”, declaraba. Es un firme defensor de las becas para que el mayor número de estudiantes puedan acceder a la Universidad.

Curro Polo, 10 en 2017 en Cádiz. Biotecnología

En 2017 la mejor nota de la Selectividad de la provincia fue para un estudiante de un instituto público, el IESArroyo Hondo, en Rota. Reconocía en una entrevista en este Diario que temía del examen más los cambios que ese año se habían anunciado en la prueba que al examen mismo .

Los días antes del examen se dedicó sólo a repasar porque el trabajo duro de estudio ya lo había hecho durante el curso y para los exámenes finales de Bachillerato. Dice mucho de la Selectividad que su peor baremo fuera el último día en Biología: “Ya llevaba el cansancio acumulado”, se justificaba. Aún así confesaba que “esperaba que me saliera bien, pero no tanto”.

Reyes López, 10 en 2017 en Sevilla. Biomedicina

Alumna de los Padres Blancos en Sevilla esta joven obtuvo la mejor nota de Andalucía en la prueba de 2017 y eso que decía que empezó el examen con mal pie porque estaba muy nerviosa: ““Empecé la prueba el primer día con un texto que me gustaba mucho, El árbol de la ciencia, de Pío Baroja. Vi que podía sacarle mucho partido al comentario crítico y me dejé llevar. Eso me dio mucha confianza para el resto de exámenes. Realmente disfruté haciéndolo”. De hecho, al final no se creía que, tras las optativas de Química y Matemáticas, “esas notas fueran las mías”.

Según su forma de enfrentarse a la tarea de ser una estudiante brillante, considera que lo principal es “tener un orden y equilibrio en la vida y conseguir dedicar un poco de tiempo a todo”.

Teresa García, 10 en 2018 en Jaén. Traducción y estudios ingleses

La mejor nota de Andalucía el pasado curso le correspondió a esta jiennense que había cursado sus estudios del bachillerato de Humanidades en el IESAndrés de Vandelvira en Baeza. Obtuvo la máxima puntuación en cinco de los seis exámenes y el sexto, el de Latín, se le escapó por una sola décima.

Su secreto, según le explicó al diario Jaén, es “tratar de llevar las cosas al día para no pegarme el atracón el día de antes de un examen. Ahora mi sueño es hacer idiomas y voy a por ello”.

Lucía Cuervo, mejor nota de selectividad del bachillerato internacional

Y terminamos con la campeona del mundo de Selectividad. Alumna del Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, del barrio de Chamartín. Obtuvo la mejor nota en una prueba internacional. El bachillerato internacional es un camino muy exigente para acceder a la Universidad. Según ella, “es un bachillerato muy recomendable porque sales con una formación muy rica pero es muy duro, emocionalmente muy duro”.

Su selectividad es un examen sellado sin nombre que se envía a Cardiff y de ahí se reparte a todo el mundo. Te pueden evaluar en Argentina o en Colombia. Sin embargo, una vez alcanzado este logro, ninguna Universidad españolas se interesó por ella. Se ha ido a estudiar al Imperial College de Londres. “En España no se nos reconoce, somos un número”, declaró amargamente a El Periodista Digital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios