Congreso de la Lengua Agenda de actos programados para este jueves 30 de marzo

Entrevista

Bruno García (PP): "Yo no tengo una varita mágica y el que diga que la tiene, o miente o no sabe de qué va esto"

Bruno García, en el barrio de Astilleros.

Bruno García, en el barrio de Astilleros. / Germán Mesa

-Usted dijo el miércoles en una rueda de prensa que veía que su nombramiento había tenido una gran acogida. Ya sabe aquello que dijo el que fuera candidato a la Alcaldía por el PSOE, Rafael Román, de que “si todo el que me dijo que me iba a votar lo hubiera hecho, habría obtenido mayoría absoluta". ¿No cree que debe tener un poco de mesura?

-Absolutamente. Yo le estoy diciendo a todo mi equipo que en política todos los días se empieza de cero porque el compromiso es diario. Obviamente las cosas cambian y yo lo que he visto en un primer momento es que la gente ha estado muy cariñosa conmigo, me ha felicitado mucha gente que yo pensaba que no me iba a felicitar, pero soy consciente de la enorme dificultad. Primero de ganar unas elecciones y, segundo, que es más importante, que en el día a día de una ciudad son las 24 horas, los 365 días al año. Cada día empezamos desde cero y cada día tiene su afán. Yo pretendo todos los días conocer a gente para ganar su confianza. No me creo nada y cada día empiezo de cero.  Luego hay una segunda fase que es todavía más importante que es todos los días tiene su afán y en política estás expuesto a todo.

-¿En qué medida puede favorecerle o perjudicarle el haber formado parte ya de un gobierno municipal y el haber estado en la oposición en el Ayuntamiento de Cádiz?

-He dicho y lo digo siempre: he aprendido en los dos sitios, he aprendido cosas distintas en cada sitio. En el Gobierno he aprendido cómo funciona un ayuntamiento, cómo ser útil, cómo poder hacer que un ayuntamiento impulse y se mueva. No cabe duda que se impulsa con mucha dedicación. Si no le dedicas es imposible. En política tiene que ver con la cantidad y con la calidad. Hay que dedicarle tiempo. Esa exigencia me la ha enseñado estar en el gobierno. Lo ritmos, el impulso, el pelear la cosas. La oposición, por su parte, te enseña a tener los pies sobre la tierra, a ser más abierto aún, entender que la sociedad es la suma de distintas cosas, no es la visión de uno. Eso sumado a que obviamente no tengo la misma edad. También tengo que decir que el Parlamento me ha dado un visión más global. Ahora creo que es el momento de dar este paso y me siento absolutamente capacitado y con muchas ganas e ilusión para poder hacerlo.

-Tengo claro que de su boca no va a salir que no quería ser el candidato pero, al menos, sea sincero. ¿Qué dudas se le plantearon, tuvo algún debate interno a la hora de aceptar?

-Dos cosas que son significativas. La primera es que yo no soy una persona que levanto la mano. Cuando llega el momento sí puedo levantar la mano. Las cosas también tienen que darse y yo no he hecho nada para serlo. Eso es indudable. Si se da la situación y creo que es positivo, lo hago. En esto y en cualquier otra cosa. Yo también quería ver, en segundo lugar, realmente el apoyo de la gente de mi entorno y ver hasta que punto lo tenía. Yo no soy nada impulsivo, soy bastante tranquilo y quería observar también y estos meses he estado observando pero no solo para mí. Hay que tener en cuenta que tengo una doble condición. Yo tenía que acertar en cualquier caso, como presidente provincial del Partido Popular o como candidato y en este caso tengo que acertar con las dos, Esto no se trataba de mí, se trataba de buscar la mejor alternativa y opción. A mí me da mucha tranquilidad saber que me voy a vaciar, que voy a hacer todo lo que pueda.

Yo he visto cómo hay que hacerlo. Lo he visto de una señora que se ha vaciado. Es fundamental. Es parte del acierto de un político. Otra cosa es la inteligencia, el momento, la capacidad, que se dé el momento, pero eso es innegociable. El esfuerzo no se negocia, tengo la tranquilidad de que voy a vaciarme. A partir de ahí no soy un inconsciente, sé la dificultad. Por eso dije el otro día que yo no tengo varita mágica y el que diga que la tiene, miente o no lo sabe. Aquí lo que va a pasar es que yo tengo más experiencia en el ayuntamiento que todos los que están ahí juntos que se van a presentar. El único con experiencia de gobierno y de oposición soy yo, más que todos juntos.

-¿Qué le produce más vértigo a la hora de afrontar este reto?

-(Se queda pensativo)… La verdad es que no estoy nada inquieto. Yo he llegado a un punto que intento vaciarme y exponerme al máximo. Lo de la iniciativa 'En persona' lo hago queriendo. Habrá gente que no le guste la reunión o que se vaya a quejar y perfecto pero se da la cara y punto. No pasa nada. Yo voy de buena fe y queriendo aportar mi experiencia, dedicación y ganas y todo lo que pueda aportar. Yo estoy tranquilo. No estoy realmente inquieto porque estoy seguro de que voy a hacer todo lo posible. Uno, para que la gente me conozca. Dos para que confíen en mí y tres, para que acaben votándome. Luego, lo más importante, es que sé que lo que le estoy contando luego lo voy a cumplir. Luego están las derivadas y paralelas de que me critiquen y demás. Eso forma parte de esto y lo entiendo pero he dicho también que yo voy a ir por mi camino. Puedo entender que los otros critiquen y hay partidos que donde están bien es en el ruido. Yo estoy centrado en el futuro de la ciudad de Cádiz. A corto, a medio y a largo plazo. Hay cosas que se tiene que hacer a corto, otras a medio y la ciudad tiene que pensar también a largo plazo. En eso estoy centrado pero todo lo demás ya me pilla en un momento en el que no me genera tanta intranquilidad.

"El único con experiencia de gobierno y de oposición soy yo, más que todos los demás juntos”

-¿Cree que es el momento del PP?

-Lo que estamos ofreciendo el PP es algo que la sociedad quiere: moderación, identificar problemas y solucionarlos, dar la cara cuando no se ha podido hacer y se intenta corregir. Creo que después de un tiempo de mucho ruido y confrontación, los ciudadanos quieren también gestión. A nivel general la gente también quiere gestión, además de entendimiento y menos ruido y luego yo creo que quieren soluciones y nosotros estamos en eso. En lo particular en este caso en la ciudad de Cádiz yo sí veo claramente que la ciudadanía quiere gestión. El ruido está muy bien para un ratito pero no para más.

-Por sus ruedas de prensa y declaraciones, a pesar de que ha hecho unos reconocimientos a la labor de Teófila Martínez, llama la atención de que se hable más de Juanma Moreno y el nombramiento de José Manuel Cossi como director de campaña va también en ese sentido de mirar hacia adelante.

-Yo no tengo que renunciar a ninguna de las dos cosas. Ni a lo hecho y bien hecho de Teófila Martínez y podríamos dar dos entrevistas de cosas que se han hecho bueno, desde lo pequeño a lo grande, pero también yo estoy centrado en el futuro. De lo que se ha hecho también he formado parte y quiero formar parte del futuro. En este camino se incorporan personas que también están con eso y yo confío mucho en que la visión de Cossi aporte mucho a la ciudad. No es algo que esté sacado de la chistera sino que lo llevamos hablando desde hace mucho tiempo. Yo no tengo que renunciar ni tengo que elegir a una cosa o a la otra. Formé parte de una de ellas, aprendí, entendí y yo obviamente tengo un camino que es el que creo con mi equipo y con todo Cádiz, porque si no me separo de la calle, que no está en mi previsión en absoluto, lo que hagamos nazca de lo que la ciudadanía también quiere.

-Las críticas, no sólo políticas sino también de algunos ciudadanos, es su procedencia. ¿Qué le diría a las personas que le critican por este tema?

-Es difícil decir que yo soy de fuera. Yo puedo entender que se diga que no he nacido aquí pero ya he trabajado en el gobierno y en la oposición aquí, ya les he representado y he hecho un trabajo. Pueden preguntar a los que me han tenido de cerca, los que me han conocido y yo encantado. No hay mejor manera que preguntármelo a mí en persona. Me da seguridad que me voy a vaciar, voy de buena fe y a vaciarme y entregarme y entonces uno me puede decir esto o lo otro pero yo voy a hacer todo lo posible para que esta ciudad mejore porque a mí me duele, ya la he representado, conozco esta casa y la quiero. Lo que pretendo es mejorar la ciudad y nada más. No creo que eso tenga especial recorrido. Si la crítica es esa, me parece bastante absurdo y más que lo haga un partido que viene de contarnos otras cosas en otros sitios y que viene de hacerlo en otros sitios.

Bruno García posa para la entrevista. Bruno García posa para la entrevista.

Bruno García posa para la entrevista. / Germán Mesa

-Cuente cómo ha sido el proceso. Quién se lo dice, en qué momento, cuál es su primer pensamiento…

-Aquí pasaba que yo tenía una condición y una posible segunda condición. Como presidente lo era y también tenía que ir transmitiendo información, o mejor dicho, estar atento a lo que pasaba, posibilidades, hablarlo con los compañeros, con Mercedes como presidenta local, y en estos meses viendo y observando y teniendo información. Esa es una primera fase. Luego esa información cuando van llegando las últimas fechas hablándolo con el presidente Juanma Moreno y a nivel nacional también con Elías Bendodo y se da esa información, lo vamos madurando y al final el día antes de la rueda de prensa tengo una conversación con el presidente y se llegó a la conclusión de que fuera yo. Ha sido un proceso que es el mismo con todas las localidades de la provincia. No basta con que uno venga y te diga que éste o esta es fantástico sino que hay que ir contrastándolo. Al final se propuso que fuera yo.

He leído cosas como que había corrientes o unos por un lado y otros por otro y eso no es así, Esto ha sido mucho más fácil. Se ha hablado de varias opciones y al final es una decisión difícil porque nosotros tenemos que elegir bien porque queremos representar a la gente y para ello hay que elegir bien al candidato. A mí me está pasando en la provincia, que tiene su dificultad.

-¿La candidatura de Teófila Martínez se llegó a plantear en serio o fue un rumor ciudadano?

-Ha habido momentos en los que había rumores. No es que era una opción o no. Se ha hablado de la mejor posibilidad y al final se dijo que era Bruno y para adelante.

-Del Bruno que llegó en 2007 al actual candidato, ¿qué ha cambiado?

-Obviamente no tengo la juventud que tenía antes. Ahora soy mucho más templado, intento que las decisiones que tomo las hago con mucha información y los sinsabores y alegría te van aportando cosas. Vas teniendo cicatrices y vas creciendo en función de las cosas que pasan. Me siento obviamente en un momento de madurez. Veo que este es el momento mío para esto. Ese proceso, ese camino me ha dado conocer a mucha gente en Cádiz, gente que lo pasa mal, gente de la cultura, del Carnaval. Para mí esto no es una novedad. Ir a los sitios no es una novedad. Lo que hice ayer de ir con cinco personas yo ya era concejal de distrito en la calle Ciudad de Santander. Esto no es nuevo para mí.

-¿Se plantea pactos o líneas rojas si es el candidato que obtiene más votos tras las elecciones de mayo?

-Yo no estoy pensando ni en pactos ni en otros partidos. Yo voy a intentar ganarme la confianza de los gaditanos. Solo le hablo a los gaditanos y solo quiero ofrecerle a lo largo de estos meses un proyecto realista y que sea positivo para la ciudad de Cádiz pensando en el futuro. Todo lo demás me da igual. Ni estoy pendiente de líneas rojas ni nada. Me dirijo a los gaditanos. Los otros partidos pueden ofrecer lo que quieran, yo solo estoy pensando en mi equipo. No me interesa nada. No tengo tiempo para los pactos. Voy a hacer todo lo posible para que confíen en mí. Contestaré a las cosas que haya que responder pero tampoco me voy a arrastrar al fondo. Cádiz, Cádiz y Cádiz. Todo lo demás me aburre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios