La Junta Militar rechaza la ayuda humanitaria de los barcos de EEUU

  • "Hay cuestiones implicadas en la asistencia humanitaria de los buques guerra y helicópteros militares (de Estados Unidos) que no son aceptables para el pueblo birmano", afirma el diario estatal 'La Nueva Luz de Myanmar'

La Junta Militar birmana rechazó hoy, mientras aguarda la visita del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la ayuda humanitaria que varios barcos militares de Estados Unidos tienen preparada para las víctimas del ciclón "Nargis".

"Hay cuestiones implicadas en la asistencia humanitaria de los buques guerra y helicópteros militares (de Estados Unidos) que no son aceptables para el pueblo birmano", afirma el diario estatal "La Nueva Luz de Myanmar", sin entrar en detalles.

Francia y el Reino Unido también tienen barcos frente a Birmania con impedimentos similares para poder asistir con rapidez a los cerca de 2,5 millones de personas afectadas por el ciclón.

Estas limitaciones y otras que desde el primer día el régimen militar ha impuesto a la ayuda internacional son la razón del viaje de Ban Ki-moon. "Mañana voy a Birmania para mostrar el apoyo al pueblo birmano", manifestó en rueda de prensa en el aeropuerto de Bangkok el secretario general de la ONU, quien añadió que su visita es para salvar vidas humanas y no para hacer política.

"Después de recorrer las áreas afectadas, me reuniré con altos funcionarios, incluido el general Than Shwe (presidente del Consejo de Estado para la Paz y el Desarrollo, el nombre oficial de la Junta Militar desde 1997)", añadió el secretario general de las Naciones Unidas.

El propio Ban reveló el pasado día 11 en Nueva York que había intentado hablar por teléfono varias veces con Than Shwe y que nunca atendió sus llamadas.

La entrevista con Than Shwe, quien comenzó a visitar el domingo las zonas afectadas impartiendo órdenes y ofreciendo consuelo y promesas, después de dos semanas ausente, está prevista para el viernes próximo, y ese mismo día Ban regresará a Bangkok.

El subdirector de Asistencia Humanitaria de la ONU, el británico John Holmes, quien estuvo en Birmania del domingo al martes pasados, calificó de "crucial" la reunión entre Ban y Than Shwe.

Mientras las agencias humanitarias de las Naciones Unidas reciben de uno en uno los visados de entrada y su personal extranjero en el país se ve confinado a Rangún, un equipo médico de Tailandia recorre desde el lunes el delta del río Irrawaddy, el área más castigada por el ciclón, y misiones de China (50 personas), Laos (23) y Bangladesh (34) han entrado sin problemas en el país.

El 25 de mayo, Ban Ki-moon volverá a Rangún para participar en la conferencia organizada para que la ONU y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) coordinen la asistencia humanitaria.

La Junta Militar birmana nombró el lunes pasado a la ASEAN coordinador oficial de las operaciones humanitarias y dijo que toda la ayuda debía tramitarse a través de este bloque regional.

La ASEAN integra a Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, además de Birmania.

El ciclón "Nargis" atravesó el sur de Birmania entre el 2 y 3 de mayo y causó 77.738 muertos, 55.917 personas desaparecidas y cerca de 2,5 millones de damnificados.

Las autoridades birmanas presentan a través de los medios de comunicación estatales y enseñan a sus visitantes una situación bajo control, en la que se atiende a los necesitados y se planea la rehabilitación de las zonas destruidas.

Pero no dicen que el Ministerio de Información y de Escrutinio de la Prensa ha ordenado a todas las publicaciones centrarse en las operaciones de reconstrucción y obviar la destrucción.

Tampoco se informa de que transcurridos 18 días desde el paso del ciclón más de la mitad de los afectados todavía no ha recibido ayuda humanitaria, ni se hace mención de las personas que siguen acogidas en pagodas y colegios.

Los medios oficiales omiten igualmente las denuncias de autoridades apropiándose parte de los bienes donados por la comunidad internacional para quedárselos o venderlos, ahora que con la catástrofe y la inflación se han disparado los precios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios