Recorrido por las marchas gaditanas

La Semana Santa de Cádiz suena a gloria

  • 'Ecce Homo', 'Piedad', 'Lágrimas', 'Soledad' y otras muchas forman parte del patrimonio musical cofrade, con piezas que tienen una gran calidad y que se tocan en otras localidades

Un músico de la Banda de Música Maestro Dueñas interpreta la marcha 'Ecce Homo' de Eduardo Escobar que aparece en la partitura. Un músico de la Banda de Música Maestro Dueñas interpreta la marcha 'Ecce Homo' de Eduardo Escobar que aparece en la partitura.

Un músico de la Banda de Música Maestro Dueñas interpreta la marcha 'Ecce Homo' de Eduardo Escobar que aparece en la partitura. / JOAQUÍN PINO

Si la Semana Santa de Sevilla tiene como himno a 'Amarguras', de Font de Anta y Jerez a 'Cristo de la Expiración' de Beigbeder, Cádiz tiene a 'Ecce Homo' de Eduardo Escobar". El director de la Banda de Música Maestro Dueñas de El Puerto, Javier Alonso, no lo duda. "Esta marcha gaditana es perfecta porque lo tiene todo: armonía ritmo, color, la instrumentación, timbre...".

En esa opinión también se encuentra José Manuel Ruiz, un cofrade experto en la música de Semana Santa y que ha colaborado en la elaboración de repertorios musicales para distintas hermandades: "Si se mira el pentagrama ya se ve que es un autor de una calidad musical tremenda". No en vano, Escobar estuvo en la Capilla Real de Madrid y dirigió la banda de Música de Liria, una de las más prestigiosas que había en ese momento en España. Ruiz abunda que "Ecce Homo describe perfectamente lo que es esta cofradía. No en vano la hizo por encargo de un hijo suyo que era hermano de la archicofradía y conocía perfectamente cómo era".

El Martes Santo es el día de las grandes marchas gaditanas ya que sus titulares cuentan con auténticas piezas de arte. 'Piedad', de López Juarranz, además de ser una de las marchas procesionales más antiguas que se recuerdan, ya que data de 1896, es otra de las joyas musicales con las que cuenta la Semana Santa gaditana. Y para seguir con el día también está la preciosa 'Lágrimas' de José Cubiles, dedicada a la titular de la archicofradía de Columna. Ya un poco más moderna pero que también tiene una gran aceptación entre los cofrades se encuentra 'Sanidad', de José Manuel García Pulido, mientras que la hermandad del Caído tiene dos interesantes piezas de Antonio Escobar, como 'Jesús Caído' y 'María Santísima de los Desamparados'. Es una jornada riquísima en este aspecto, ya que además de ello los distintos pasos de palio cuentan con repertorios de música muy cuidados.

Javier Alonso opina que se ha producido un resurgimiento de las marchas gaditanas que incluso ha traspasado fronteras en el caso de Ecce Homo, donde se ha interpretado en lugares como Sevilla y donde incluso la banda del Maestro Tejera, uno de los grupos de referencia en la interpretación de marchas cofrades en toda Andalucía. Además de Cádiz, Alonso asegura que la van a interpretar por ejemplo esta semana en la Soledad de Jerez.

El director de Maestro Dueñas añade que estas marchas procesionales clásicas son complicadas de interpretar y requieren de un trabajo previo en la banda.

José Manuel Ruiz asegura que durante muchos años estas obras apenas se interpretaron en Cádiz, pese a la calidad musical de las mismas. Si se tocaba, apenas era en la cofradía a la que estaba dedicada la marcha. Eso ocurre sobre todo en los años 80 cuando llega el boom de las marchas de autores como Abel Moreno "que son melodías más fáciles para el cargador".

Las mismas cofradías en muchas ocasiones las tocaban apenas en la salida, el Palillero o la recogida, mientras que ahora en algunos casos suena bastantes veces en el recorrido. En Sevilla, por ejemplo, 'Amarguras' llega a sonar en la cofradía del mismo nombre hasta una veintena de veces. Aquí desde luego no se le acerca, pero una marcha como 'Ecce Homo' se llega a escuchar en la hermandad de san Pablo hasta seis veces: "Si se cuenta con una joya, ésta hay que prodigarla".

Pero no sólo el Martes Santo cuenta con grandes marchas gaditanas y clásicas, sino que hay un ramillete en otros días, aunque el Lunes Santo también concentra algunas marchas muy buenas como 'Soledad', del ya nombrado Antonio Escobar Perera que también hizo 'Penas en La Viña' y 'Nazareno del Amor', realizada por el maestro Salvador Guerrero.

La Tertulia Cofrade Al Palo y el concierto benéfico que organiza desde hace más de dos décadas en el Gran Teatro Falla ha tenido también mucha culpa en la llegada de algunas marchas de calidad nuevas al catálogo de las gaditanas. Esto fue gracias al vínculo que se creó con el archiconocido compositor Abel Moreno Gómez, que compuso algunas piezas que se han convertido ya en un clásico de la Semana Mayor.

La primera de ellas fue la de 'Cádiz cofrade', compuesta en 1995, y que se convirtió en una de las más interpretadas de las bandas gaditanas durante mucho tiempo. También lo fue posteriormente 'Regidor Perpetuo', dedicada al Nazareno de Santa María y de un corte mucho más sobrio que la anterior. También, por su vinculación con Ramón Velázquez, compuso la marcha 'Virgen de Las Penas', dedicada a la advocación viñera y que ayer sonó en más de una ocasión tras el palio que comanda Ramón Velázquez.

En Cádiz también hay una joya que es 'Paz y Amparo' que es la única pieza que Pedro Morales hizo para Cádiz y, en concreto, para la Virgen de la cofradía de La Paz. Y entre los compositores gaditanos uno de los más prolíficos en los últimos años ha sido Juan Antonio Verdía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios