El tejido empresarial gaditano sigue al alza y supera los 58.600 negocios

  • Por segundo año consecutivo, la provincia acaba con incremento anual en número de empresas

  • El dato negativo es que desaparecen sociedades con plantillas grandes mientras crecen las pymes

Imagen de la nueva sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz en el Campo de Gibraltar, inaugurada en 2016. Imagen de la nueva sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz en el Campo de Gibraltar, inaugurada en 2016.

Imagen de la nueva sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz en el Campo de Gibraltar, inaugurada en 2016. / ERASMO FENOY

Por segundo año consecutivo, el número de empresas en la provincia de Cádiz crece al final del ejercicio. Ya lo hizo en diciembre de 2015, cuando el tejido empresarial gaditano obtuvo su peor registro desde el año 2003 (con 56.944 negocios) y creció en casi 900 empresas sobre el año anterior. Ahora, a finales de 2016, lo ha vuelto a hacer y Cádiz cuenta con 58.658 empresas: su mejor dato desde el año 2012.

Es cierto que quedan lejos de su marca histórica del año 2008, al inicio de la crisis, con más de 64.500 negocios registrados, pero la tendencia de los dos últimos años hace pensar que el empresariado gaditano aún tiene músculo: hoy son 845 más que un año antes. Otra cosa distinta es la lectura que puede hacerse al analizar los pormenores de este crecimiento. Según el último informe del Directorio Central de Empresas (Dirce) que elabora el Instituto Nacional de Estadística, la provincia de Cádiz, octava en número de habitantes de toda España, fue en diciembre del año pasado la número 16 del país en cuanto a la cantidad total de empresas. Además, esta posición empeora con respecto va aumentando el número de trabajadores que la forman. Así, los 30.157 negocios gaditanos que figuran sin asalariados, sitúan a la provincia en el puesto número 18 de todo el país. Pero es, por contra, el tramo de empresas que mejor le ha ido a Cádiz comparado con 2015, ya que al cierre de 2016 contaba con 441 firmas más de este tipo.

El siguiente escalón, el que va de 1 a 2 trabajadores, Cádiz ocupó en diciembre pasado el puesto 15 a nivel nacional, y los 17.506 negocios existentes supusieron el mayor retroceso para la provincia comparándolo con 2015: 45 menos que entonces. Así hasta llegar (como se comprueba en la tabla adjunta) a aquellas empresas con una plantilla de entre 500 y 999 empleados. Aquí, Cádiz registró a finales del año 2016 un solo negocio, ocupando el puesto 43 de toda España, al final de la cola. Porque si un año antes, en 2015, existían en la provincia seis empresas de esas características (lo que supone una drástica reducción), en el año 2008, cuando más negocios hubo en la provincia, existían 12 firmas con ese número de plantilla. La crisis se llevó por delante 11 empresas con una destrucción media de 8.200 empleos.

Y, volviendo a ese año, 2008, la diferencia con la realidad actual es notable: la provincia ha perdido desde entonces 5.847 empresas. De los distintos tipos de empresas, las que se llevan la peor parte son las sociedades anónimas. A final del pasado año había 840 en la provincia, la cifra más baja de toda la serie histórica que arranca en 1999. Junto a estas sociedades, tampoco presentan buen comportamiento las asociaciones, que volvieron a caer sobre 2015 para fijar un total de 2.596 (casi 50 menos que el año anterior). En el lado opuesto, las empresas constituidas por personas físicas (autónomos) representan uno de los mejores datos del año 2016: los 35.735 registrados suponen la mejor cifra en la provincia desde el año 2011.

Si se mira con perspectiva, también se comprueba la deficitaria evolución del número de empresas de la provincia en la última década. Según los datos del Dirce, en el año 2006 había en Cádiz un total de 61.691 negocios. La caída experimentada en la actualidad supone la desaparición de 3.033 negocios: haciendo una media básica, la estadística dice que, en los últimos diez años, han cerrado en la provincia 25 negocios al mes, casi uno al día. En esta comparativa, en el conjunto de España, obtuvieron datos negativos un total de 24 provincias. El resto aumentó su tejido. Pues, de todas las que perdieron negocios en esa década, Cádiz fue la sexta con peores cifras. Pero, como se explicó al inicio, esa tendencia parece estar cambiando, sobre todo asentada en los negocios más pequeños: desde aquellas sin asalariados a las que poseen hasta 19 empleados, la provincia ganó el año pasado (sobre 2015) un total de 816 empresas de las 845 totales, es decir, el 96,5% del total.

Un último dato: el total de sociedades mercantiles constituidas en la provincia durante los 12 meses del pasado 2016 fueron 1.612, lo que supone una mejora con respecto a los datos de 2015, cuando fueron 1.478.

Todos estas circunstancias fueron analizadas, en declaraciones para este periódico, por el presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Javier Sánchez Rojas. Expresó, en primer lugar, su alegría por el hecho de que la provincia de Cádiz esté ya en otra tendencia. Pero, al mismo tiempo, pidió prudencia: "Hace cinco años hablábamos de destrucción neta de empresas y ya es lo contrario, estamos en creación neta; pero no lancemos las campanas al vuelo: el tejido empresarial aún es débil".

Se refirió Sánchez Rojas al hecho de que, pese al crecimiento, se está dando un fenómeno de sustitución por el que desaparecen negocios con plantillas muy amplias y aparecen otros con un número de trabajadores muy reducido o, incluso, por autónomos. "Estamos creciendo en cantidad; ahora hay que hacerlo en tamaño", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios