Temporal de levante en la provincia

Cerca del huracán

  • El viento deja cinco heridos en la provincia, muchos daños materiales y obliga a suspender clases en el campus de Puerto Real y en tres institutos.

El temporal de viento de levante que desde el miércoles azota la provincia de Cádiz, con rachas que llegaron a alcanzar los 115 kilómetros por hora en puntos como Medina, ha causado hasta última hora de ayer cinco heridos y más de 330 incidencias en las últimas 24 horas.

El servicio de emergencias 112 informó de que en la jornada de ayer jueves resultaron heridos dos hombres, uno de 79 años en la capital gaditana al caerle encima un cartel ubicado en la calle Alcalde Blázquez y golpearle la cabeza, y otro en Jerez al caerle encima parte de una cristalera en un área de servicio de la carretera A-381. En Cádiz capital los servicios sanitarios atendieron también a una señora que, al caer al suelo por una racha de viento, se golpeó la cabeza y sangró abundantemente.

Otro hombre resultó herido el miércoles en Conil al caer desde un tablero, y en Jerez una mujer de 56 años resultaba también herida tras caer la rama de un árbol sobre un vehículo en la calle Ronda de los Alunados. Bomberos, Policías Locales, Guardia Civil, efectivos de Protección Civil, entre otros operarios, trabajan desde el miércoles incesantemente para atender las decenas de incidencias que se suceden en numerosas localidades de la provincia, muchas de las cuales cerraban ayer los parques públicos y las instalaciones deportivas al aire libre como medida de prevención.

· Vídeo de Cristóbal Perdigones grabado en Puerto Real

La mayoría de las incidencias se produjeron por caídas de árboles y ramas tanto en las calles como en las carreteras de la provincia, y daños y movimientos del mobiliario urbano (contenedores, señales de tráfico, farolas, cableado, placas solares o vallas publicitarias).

Mientras que el miércoles, cuando comenzó el temporal, y la pasada noche la localidad más afectada fue Jerez (donde se han producido un centenar de incidencias), la fuerza de los vientos afectó ayer con mayor intensidad a Cádiz capital, Chiclana y San Fernando, aunque se ha extendido desde Tarifa a Sanlúcar y Ubrique.

·Vídeo que circula en las redes sociales del destrozo de la cubierta del campo de fútbol de Huerta Mata, en Chiclana.

El viento ha causado daños de diversa consideración en una decena de centros educativos de la provincia por la caída de ramas, árboles, muros y una claraboya.

El Colegio Público La Unión de Jerez suspendió las clases por el desprendimiento y rotura de una claraboya y el IES Pedro Muñoz Seca, de El Puerto, también tomó la misma medida por el desprendimiento de un muro del centro.

En las últimas horas, varios vehículos se vieron afectados por la caída de ramas en Jerez, y en Chiclana y Puerto Real, el viento provocó daños al tejado de varias naves y de complejos deportivos. Las carreteras de la provincia también se han visto afectadas por las rachas de viento que han hecho que restos de ramas y trozos de árboles se queden en mitad de la vía, lo que afectó ayer a la AP-4 a la altura del kilómetro 103 en Puerto Real, en Vejer (CA-5203), en Puerto Real (A-4, kilómetro 660), en Conil (N-340), Alcalá de los Gazules (A-2228) o Medina-Sidonia (A-381).

En Puerto Real, los bomberos del parque de Tres Caminos tuvieron ayer que emplearse a fondo para responder a todos los requerimientos que recibieron: aparatos de aire acondicionado a punto de desprenderse, antenas de televisión colgando de un cables, desprendimiento de cornisas o vallas publicitarias bailando al viento que tuvieron que retirar o inspeccionar el antiguo campo de fútbol Sancho Dávila.

La fuerza de viento llegó a derribar dos muros. Uno de ellos, el tapiado de un local comercial sin uso en la barriada de Casines. El otro, uno de los incidentes más destacados, en el Minigolf Bahía. Parte del muro que cerca este restaurante y centro de ocio cayó: el viento arrancó de cuajo los anclajes de las vallas cayendo sobre las porterías de futbol del recinto.

Quizás la peor parte del temporal se la llevó el arbolado de la ciudad. Las caídas de árboles y palmeras se cuentan por decenas y es raro el barrio donde no ha ocurrido ningún incidente. Todos ellos, afortunadamente, sin ocasionar daños personales aunque sí cuantiosos daños materiales ya que algunos cayeron sobre vehículos estacionados, que quedaron destrozados.

Y es que aparcar junto a un árbol era ayer una misión de alto riesgo. Eso debió pensar quien optó por estacionar en la explanada de la playa de La Cachucha, pero quienes lo hicieron se encontraron sus coches enterrados hasta la altura de las ventanillas. La arena de la playa convirtió el parking en una duna y el viento la desplazó hasta la barriada del Nazareno, donde se cortó el tráfico para que una máquina excavadora la retirase de la vía pública. También a la céntrica calle de La Plaza llegó arena de la playa y hasta la caseta de un perro que voló desde una de las azoteas del centro: una de las imágenes más comentadas ayer.

Los estragos del temporal también quedaron patentes en los techos y monteras de algunos edificios como el Centro de Salud Ribera del Muelle, una superficie comercial o la cúpula del CASEM, en el campus universitario de Puerto Real, de donde volaron varios paneles que acabaron suspendiendo las clases. A punto de salir volando estuvo el techo del Club Náutico El Trocadero que se levantó parcialmente. La Policía acordonó la zona y pidió la retirada inmediata de los vehículos allí estacionados.

En Medina, el Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda y la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales informaban a media tarde de ayer de que, debido al fuerte temporal de viento, el centro de atención primaria de la localidad sufría una serie de daños exteriores que han obligado a las 13 horas a su cierre temporal para evitar posibles daños a sus trabajadores, usuarios y usuarias. En una nota, han explicado que por ello, se ha optado por cancelar la actividad en el centro mientras se producen las labores de reparación necesarias.

No obstante, el módulo anexo al centro de salud está atendiendo las urgencias, mientras que la actividad programada ha sido cancelada hasta, previsiblemente, el lunes, cuando el Distrito estima que los desperfectos estarán subsanados, según ha indicado la Delegación, que ha añadido que el fin de semana, cuando no hay actividad programada, el punto de urgencias extrahospitalaria funcionará con normalidad.

Además, ha explicado que para este viernes se habilitará en el módulo de urgencias una consulta de medicina de familia, otra de pediatría y otra de enfermería, aunque desde el Distrito se ruega a sus usuarios, salvo a aquellas personas que dependen de Sintrón, que acudan sólo en caso de urgencia.

El fortísimo temporal de Levante se cebó ayer con la ciudad de Cádiz que, cómo bromeaban algunos, a punto estuvo de terminar en el Cabo de San Vicente o, más allá, en Las Azores.

Por orden de gravedad, el levante dejó en la capital gaditana un hombre herido al ser golpeado por el cartel de un quiosco en la Barriada de la Paz y un domicilio desalojado por el desprendimiento del tejado.Sin duda, quien peor fortuna tuvo fue este hombre de 79 años que en la mañana de ayer resultó herido al recibir el impacto de un cartel en la calle Alcalde Blázquez. Los servicios sanitarios indicaron al Teléfono Único de Emergencias que atendieron al accidentado en el lugar, sin que precisase traslado hospitalario, informaron fuentes del 112.

En el número 8 de la calle Grazalema, en el Cerro del Moro, se produjo el desprendimiento de la solería de la parte del tejado que cae a la vía publica, así como la rotura de una torre de ventilación de unos cuatro metros de altura que presentaba peligro de caída sobre la cubierta del techo, por lo que fue necesario el desalojo de la vivienda inmediatamente inferior por el riesgo de caída y hundimiento del techo. Los inquilinos optaron por quedarse en la casa del vecino, informó el Ayuntamiento en el balance de actuaciones en las que intervino la Policía Local.

Las fuertes rachas de viento también provocaron el levantamiento,como si fuera de una alfombra, de la mayor parte del suelo de la pista deportiva de Loreto. El Ayuntamienyo ha informado de que ya ha realizado las gestiones pertinentes para arreglarlo: han hablado con el seguro, que afrontará la reparación, y se ha informado de ello a la asociación de vecinos Campo de la Aviación.

En la playita que se forma a la entrada del Club Viento de Levante, en la Barriada de la Paz, quedaron varadas cinco o seis embarcaciones deportivas que estaban fondeadas en el Club Náutico Alcázar, en Puntales. Y un crucero de Viking, que tenía previsto atracar en el puerto, tuvo que cancelar su escala en la ciudad.Igualmente reseñable resultaron los continuos cortes de suministro eléctrico que se acumularon durante el día de ayer, que cobraron especial relevancia, por motivos obvios, en el hospital Puerta del Mar.Pero si Puerto Real y Cádiz se pudieron llevar ayer la peor parte del vandaval vivido en la provincia, El Puerto, Vejer y, en menor medida, San Fernando, Arcos y la Costa Noroeste no pasaron precisamente una jornada de quietud climatológica.

Así, en la comarca de la Janda, el suceso más llamativo se produjo sobre el techo del polideportivo municipal Ciudad de Vejer, donde la insistencia de las rachas de viento arrancó la sujeción de las chapas, comenzando a doblarlas con suma facilidad, lo que hacía correr el peligro de desprendimiento y que pudieran salir volando con virulencia y sin control. Desde el Ayuntamiento se optó por acordonar parte del barrio de San Miguel, alertando a los vecinos que no saliesen de sus casas y provocando la suspensión de la actividad escolar en un instituto cercano.

Entre las incidencias más reseñables estuvo la caída de un hombre desde un tablero en Conil. El afectado fue trasladado en ambulancia a un centro médico. El levante obligó a extremar la atención de los conductores y, por fortuna, no hubo que lamentar grandes accidentes. En la A-4, a la altura del kilómetro 666, en el barrio Jarana, un vehículo articulado de grandes dimensiones que circulaba en sentido Jerez recibía un golpe de viento que le provocó el vuelco de su semirremolque sin que hubiera que lamentar ningún herido.

En El Puerto de Santa María, el incidente más grave se producía ayer pasadas las ocho de la mañana, cuando una llamada alertaba a la Policía Local del desprendimiento de un ventanal en el IES Pedro Muñoz Seca, que tuvo que ser evacuado. El instituto no reanudará las clases hasta el próximo lunes, aunque afortunadamente no hubo que lamentar daños personales. También en el cercano parque de la Victoria se produjeron roturas de ramas y caídas de árboles, algunos de los cuales cayeron sobre la calzada interrumpiendo el tráfico.

Aunque no tan virulento como en otros puntos de la provincia, el viento de levante también se dejó notar en la Sierra. Por ejemplo, la levantera provocó en Arcos la caída de un muro de reciente construcción en la calle Jerez, junto al antiguo silo para cereal, pensado para delimitar este emplazamiento con un parque saludable. También las fuertes rachas de viento obligó por precaución el cierre del acceso al balcón de la plaza del Cabildo en Arcos para evitar que los turistas se asomaran como medida de seguridad. Por lo demás, la comarca sufrió incidencias como caídas de ramas, toldos desprendidos, cornisas rotas y mobiliario urbano desplazado, entre otros.

En la Costa Noroeste, el fuerte viento provocó en Sanlúcar en los dos últimos días caídas de árboles y ramas en zonas como la barriada El Palomar, El Mazacote y la Huerta Chiquitina; las avenidas de la Constitución y de Bajo de Guía; y el entorno del colegio La Dehesilla, sin que, afortunadamente, se registraran daños personales. En Rota, además de árboles, resultaron afectados farolas y otros elementos del mobiliario urbano.

Textos: C. Perdigones, J. Marqués, T. Almendros, J.M.Ruiz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios