Los nuevos helicópteros antipiratería llegan a la Base de Rota en 2 semanas

  • Se trata de aparatos del modelo SH-60F Seahawk

  • Son aeronaves configuradas para operar con fuerzas especiales

Uno de los SH-60F Seahawk actualmente operativos en la Armada española se reabastece de combustible desde un buque mientras permanece en vuelo. Uno de los SH-60F Seahawk actualmente operativos en la Armada española se reabastece de combustible desde un buque mientras permanece en vuelo.

Uno de los SH-60F Seahawk actualmente operativos en la Armada española se reabastece de combustible desde un buque mientras permanece en vuelo. / armada española

Comentarios 1

El primero de los dos nuevos helicópteros SH-60F Seahawk, concebidos para misiones de lucha contra la piratería marítima y de asalto táctico, llegará a la base aeronaval de Rota a principios de agosto, según han confirmado a este diario fuentes del Ministerio de Defensa.

Las citadas aeronaves forman parte de un pedido de seis unidades (con opción a compra de otros cuatro), cuya adquisición acordó el Gobierno en 2010 por un precio inicial de 131.457.793 euros.

Aunque estaba previsto que las entregas de estos aparatos comenzaran en 2015, el programa ha sufrido considerables retrasos por la carencia de fondos debida a la actual depresión económica .

Los SH-60F adquiridos por España no son aparatos de nueva construcción sino modelos de segunda mano completamente remodelados. Concretamente, las dos primeras unidades que van a ser recibidas fueron desalistadas de las fuerzas norteamericanas en el año 2009.

Cuando España materializó su petición de compra sobre dichas aeronaves, se estableció que ambas debían ser completamente remodeladas íntegramente, además de encargar 13 nuevos motores General Electric T7000-401C completamente nuevos.

Tras formalizarse la adquisición mediante el programa gubernamental estadounidense de Ventas Militares al Extranjero, los dos SH-60F fueron trasladados al Centro Sureste de Disponibilidad de la Flota, en la estación aeronaval de Jacksonville (Florida), donde se procedió a desmontarlos por completo para una revisión pieza a pieza, revisando meticulosamente la carcasa de cada aeronave, remplazando todos los componentes averiados y sustituyéndoles los sistemas hidráulicos por otros nuevos.

Mientras ambos helicópteros permanecían en ese centro naval de reparaciones, España envió una comisión de inspección del Escalón de mantenimiento de la Flotilla de Aeronaves en Rota para supervisar el avance de las reparaciones. Culminada esta fase, ambos aparatos fueron transferidos al 11º Escuadrón Antisubmarino de la Armada, radicado también en la citada base, para superar un periodo de pruebas intensivas que los volviera a calificar como aparatos operativos.

Concluida esa etapa, las dos aeronaves recibieron los correspondientes certificados que las capacitaban para actuar en misiones tácticas aeronavales, pero aún debieron ser enviados a un contratista privado en Alabama, donde se les realizaron las modificaciones de habitabilidad precisas.

Precisamente debido a este carácter táctico, los nuevos SH-60F van a ser asignados a dos escuadrillas diferentes de la Flotilla de Aeronaves en Rota. Una parte de los aparatos irá destinada a la 10ª Escuadrilla, que ya disponía de doce de estos aparatos en la versión SH-60B, especializada en lucha antisubmarina,

Sin embargo, otra parte de los nuevos SH-60 F serán adscritos a la 5ª Escuadrilla de Aeronaves, que hasta ahora utilizaba los SH-3D Sea King, y que se ha convertido en la unidad táctica de respuesta inmediata para asalto aeronaval de la Armada, cuyos pilotos están cualificados para operar en operaciones especiales y misiones de vuelo con capacidad de visión nocturna.

El capitán de navío José Luis Nieto, comandante de la Flotilla de Aeronaves, ha declarado que actualmente 100 de los 900 militares de la unidad bajo su mando se encuentran en misiones operativas en el extranjero, donde permanecen una media de cinco meses al cabo del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios