armada

La 'Santa María' se suma a la lucha

  • La fragata zarpó ayer de la Base Naval de Rota para incorporarse a la misión 'Sophia', cuyo objetivo principal es combatir el tráfico ilegal de personas en el mar Mediterráneo

Una pareja se abraza ante la salida inminente de la fragata 'Santa María' rumbo al Mediterráneo. Una pareja se abraza ante la salida inminente de la fragata 'Santa María' rumbo al Mediterráneo.

Una pareja se abraza ante la salida inminente de la fragata 'Santa María' rumbo al Mediterráneo. / román ríos

Comentarios 2

La fragata Santa María zarpó ayer a las once de la mañana desde la Base Naval de Rota para incorporarse a la operación Sophia, cuya misión principal es la lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo. Para llevar a cabo dicha operació, la dotación -compuesta por unas 200 personas- se integrará en la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR) durante los próximos seis meses.

Numerosos familiares y amigos se agolpaban ayer en el muelle de la Base de Rota para despedir entre besos, abrazos y lágrimas a los militares destinados a la misión Sophia, de carácter multinacional y liderada por la Unión Europea, según decisión del Consejo de la UE de 18 de mayo de 2015. Con este operativo se busca actuar contra el tráfico ilegal de personas, una actividad criminal que también contribuye a la financiación de redes terroristas.

Lo cierto es que la labor que desempeña esta dotación despierta la admiración de muchas personas, entre ellas un rostro tan conocido como el de Iker Casillas, que a través de las redes sociales ha querido mandar unas palabras de ánimo a la tripulación de la fragata. El portero español del Oporto y ex del Real Madrid ha dicho en su mensaje que "lo que hacéis es ejemplar, muchas gracias de parte de todos los españoles. Un fuerte abrazo por la parte que me toca y viva España". Unas palabras que la propia Armada Española ha agradecido utilizando también su perfil oficial de Facebook.

El compromiso de España en esta misión es alto, apunta la Armada en un comunicado, por ello pone a disposición de la operación buques y aviones. El nuevo mandato de la misión incluye dos nuevos cometidos, que son la construcción de capacidades y formación e intercambio de información con la Armada y Guardacostas libios y la implementación del embargo de armas en alta mar, según una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Cabe destacar que el buque Cantabria ha rescatado durante los cuatro últimos meses a cientos de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios