Navantia Cádiz llega a los 36 barcos reparados y supera las cifras de 2016

  • La factoría gaditana espera la entrada de varios cruceros antes de fin de año

  • Continúa la faena en el 'Juan Sebastián de Elcano' y el 'Audacia'

Imagen aérea captada este verano de la actividad de reparaciones en el astillero de Cádiz capital. Imagen aérea captada este verano de la actividad de reparaciones en el astillero de Cádiz capital.

Imagen aérea captada este verano de la actividad de reparaciones en el astillero de Cádiz capital. / NAVANTIA

En mitad de la polémica sobre el nuevo plan industrial que ha de comenzar a negociarse en Navantia entre empresa y trabajadores, más allá de la duda sobre si se firmará el contrato para la construcción de las corbetas con Arabia Saudí o incluso por encima de las disputas internas entre sindicatos sobre la necesidad de abonar cantidades pendientes por la aplicación del tercer convenio colectivo, casi ajena a todo esto, la factoría de Reparaciones en Cádiz ha seguido su ritmo durante todo este año. Un ritmo que le ha llevado, casi sin hacer ruido, a superar los datos del pasado 2016, un ejercicio que ya fue bueno.

Fuentes del comité de empresa explicaron que, hasta la tercera semana de septiembre (la que acaba de finalizar), el astillero de la capital gaditana ha reparado un total de 36 barcos. Aquí se incluyen también los que ya están asegurados y entrarán en dique en las próximas fechas. Son los casos de un crucero de la compañía Royal Caribbean (cuyo nombre aún no ha trascendido) y otro tipo de barcos como un catamarán que suele cubrir la línea Algeciras-Ceuta y que estos días ha fondeado en el muelle del puerto de Cádiz.

La empresa espera hacerse con un contrato que sería un revulsivo para el astillero de CádizEl año pasado al completo pasaron por la capital 28 buques, de los que 12 fueron cruceros

A ello se une una operación en ciernes de la que ni empresa ni comité quieren ofrecer datos. Bajo un secreto total y con una negociación recién iniciada, el astillero gaditano aspira a lograr una operación que supondría un auténtico espaldarazo a la labor de reparaciones más allá de los cruceros. Habrá que esperar.

Desde el comité recuerdan que el año pasado completo pasaron por los diques de la factoría gaditana un total de 28 barcos, de los que 12 fueron cruceros. Este tipo de barcos necesitan una parada en dique más prolongada, ya que los trabajos necesarios requieren de entre 30 y 40 días por buque. Sin embargo, este año, al ser menos los cruceros que han pasado por Navantia Cádiz, ha permitido la entrada y reparación de barcos de varios tipos. Según la empresa, para próximas fechas se espera la llegada de un petrolero. Esto, desde el comité, supone refrendar la capacidad de diversificación de una plantilla (la menor de los tres astilleros de la Bahía) preparada para todo tipo de trabajos.

A esto hay que unir las labores de reparación que se siguen acometiendo, y que durarán hasta mitad del próximo octubre, en el Buque de Acción Marítima (BAM) Audacia, uno de los cuatro barcos de esta serie construidos hace una década por la factoría de San Fernando. Igualmente, según Navantia, la obra de puesta a punto del Juan Sebastián de Elcano continuará en la factoría isleña hasta el año próximo, con lo que se sumarán horas de faena para esta plantilla.

Desde el comité de empresa también señalaron la importancia de una tendencia en la que, sobre todo la industria auxiliar, está participando en los últimos meses. Se trata de la asistencia a buques en muelle comercial, bajo el paraguas de Navantia y sus contratas. No se trata de reparación del barco, sino de paradas que no van más allá de 30 ó 40 horas.

Pero también tiene su importancia la faena realizada en el astillero gaditano desde que comenzó el año hasta este verano. Los datos de la empresa indican que en los diques de Reparaciones (tanto en Cádiz como en San Fernando) han pasado en ese periodo un total de 17 barcos, incluyendo cuatro unidades navales distintas.

Así, como ejemplos, el car carrier (buque de transporte de vehículos) General San Martin permaneció en el dique gaditano para la limpieza de los espacios y equipos afectados, recorrido de motores eléctricos, bombas y cuadros eléctricos, y la sustitución de un compresor de aire, además de la instalación de nuevos elementos como cableados eléctricos, alumbrados, aislamiento de tuberías y válvulas, paneles decorativos y puertas estancas. El alcance del proyecto incluyó la realización de pruebas y puesta en marcha de todos los sistemas afectados.

Asimismo, el petrolero Dan Eagle, de la compañía Knutsen OAS, entró en el dique 2 del astillero de Cádiz para realizar limpiezas de tanques y reparaciones de acero, renovándose escalas, pasamanos, tecles y tuberías, además de elementos estructurales en tanques de lastre. Fueron realizadas renovaciones extensivas de tubería en cubierta y en la sala de máquinas.

Otro petrolero, el Sonangol Porto Amboim (de la compañía International Tanker MNGT) entró en el dique 4 del astillero gaditano para realizar, además de los trabajos de varada reglamentaria, el recorrido de sistemas vitales del buque. Se realizó una instalación nueva de tubería en tanques y se ejecutaron modificaciones al buque para permitir su paso por el canal de Panamá.

En el astillero de San Fernando acogió la reparación del remolcador V.B. Cierzo, que entró en el dique 1 para realizar, además de los trabajos propios de varada con tratamiento de casco, el recorrido en taller de las unidades de propulsión Voith, la limpieza de la sentina y reparaciones de acero en casco y en la sala de máquinas.

En el ámbito militar, además de la varada del Elcano, son destacables los trabajos realizados en el astillero de Cádiz al portaviones Juan Carlos I. También, indicó Navantia, siguieron a buen ritmo las obras de mantenimiento en unidades de la US Navy en la Base de Rota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios