Tribuna libre

Teófila / Martínez / Alcaldesa De Cádiz

¿Qué pecado hemos cometidolos gaditanos?

LA coincidencia en el tiempo de la presentación del logo o marca del Bicentenario aprobado por el Consorcio sin consulta previa a quienes lo integramos y el Pleno del Debate del Estado de la Ciudad me ha permitido expresar en el Pleno del Ayuntamiento de Cádiz, donde está representada toda la ciudad, mi opinión sobre el mismo.

No mi opinión personal. Mi opinión como alcaldesa de Cádiz y por tanto, representante de la ciudad de Cádiz en ese Consorcio.

Ya en el Debate de ayer expresé de nuevo mi agradecimiento, a la vicepresidenta del gobierno por su apuesta decidida por la rehabilitación del Castillo de San Sebastián como importante hito de la celebración. Y también expresé que el 2012 no solo sería un gran evento sino la gran oportunidad de Cádiz en los inicios de este siglo XXI.

Y mi opinión como alcaldesa es que no puede ser que Cádiz, tras tantos años de trabajo, tras tanto esfuerzo y tanta ilusión, vea cómo se frustran sus legítimas aspiraciones en algo tan importante como la marca, el emblema que debe exportar esta celebración fuera de la ciudad.

¿Por qué, si Cádiz es quien trabajó por la celebración del Bicentenario de su Constitución como gran evento nacional e internacional no puede ver reflejado su nombre en el logotipo de esta celebración?

¿Qué pecado hemos cometido los gaditanos para no tener el mismo trato que los sevillanos y barceloneses en el 92? ¿O es que el Descubrimiento de América, del que se celebró su Quinto Aniversario en Sevilla en el 92 se produjo en Sevilla? Yo creo que no.

Si la razón para que Cádiz no esté dignamente reflejada en el logotipo del 2012 es que la Constitución fue española, o que las cortes también se reunieron en San Fernando, ¿Por qué si estaba Sevilla en el logo de la Expo del 92, si lo que se descubrió fue América y las carabelas, que no eran sevillanas, que eran españolas, salieron de Palos, Sanlúcar y Cádiz?

Seguramente sería porque la Expo se celebraba en Sevilla, al igual que el Bicentenario se va a celebrar, esencialmente, en Cádiz, aparte de los actos que a nivel institucional o cultural quiera y deba hacer el Estado en Madrid en la sede de las Cortes generales. Pero es Cádiz quien lucha y trabaja por el Doce. Cádiz quien ideó, promocionó y consiguió que el Doce fuera una celebración. ¿A quién molesta el nombre de la ciudad en el logo de la celebración del Bicentenario de una constitución que, para más INRI, tomó el nombre de la ciudad?

Es decir, que la Constitución que se promulgó el 19 de marzo de 1812 en el Oratorio de San Felipe Neri sí tomó el nombre de Cádiz y la celebración de los doscientos años de esa Constitución de Cádiz no va a llevar el nombre de Cádiz. Le van a quitar el nombre de Cádiz a la celebración. Se lo van a hurtar.

Pues no. Cádiz, Cádiz y por encima de todo…. Cádiz. Nos jugamos mucho como para ir vendiendo la celebración fuera de Cortadura con el nombre de La Pepa -que goza de todo el cariño de esta ciudad, pero no goza de nada más fuera de nuestra provincia. O ¿por qué no pensaron en la exposición de Zaragoza en ponerle, en vez de Zaragoza 2008, Agustina 2008? O más sencillo: si es una exposición del agua y es en Zaragoza, ¿Por qué no llamarla Ebro 2008?

Parece fácil: porque este tipo de eventos se crean, trabajan, se presupuestan y se miman para lanzar la imagen de una ciudad, para atraer las miradas del mundo sobre una ciudad, para conseguir todo lo que esa ciudad, en nuestro caso injustamente, no ha conseguido. Entre otras cosas proyección como ciudad. Eso lo saben todos los representantes públicos. Todos sin excepción. Pero en Cádiz no será así. Aquí no se va a vender la ciudad de cara al exterior. Aquí se va a vender….. La Pepa.

Dije ayer en el Pleno que seremos leales a las instituciones, y a las administraciones que nos hemos unido en torno al Bicentenario, pero también seremos leales a los gaditanos. A los que nos votaron y a los que no nos votaron. Y haciendo legítimo uso de esa lealtad a los gaditanos, andaremos bajo el paraguas de La Pepa cuando se desarrollen las actividades del Consorcio, pero en todo aquello que de este Ayuntamiento dependa de cara al Bicentenario, nosotros, los concejales de este Ayuntamiento, y espero que aquí se unan también los concejales de la oposición, tendremos como bandera Cádiz. En concreto Cádiz 2012.

Ese es nuestro proyecto. El proyecto de la ciudad de Cádiz. Por el que hemos luchado, hace años en solitario, y ahora con el apoyo del Estado, la Junta y la Diputación. Estado y Junta que cuando actúen fuera de la ciudad pueden hacerlo con el nombre de La Pepa 2012, aunque creo que les va a costar más explicar el nombre que ejecutar la actividad en cuestión. Y Diputación, que cuando actúe en la provincia, fuera de esta ciudad, puede y debe hacer gala del nombre de la provincia que tanto parece dolerle a algunos: Cádiz. Porque fuera en San Fernando, en Puerto Real o en Cádiz capital donde se desarrollaron los históricos hechos todos ellos son la provincia de CÁDIZ.

Este Ayuntamiento, faltaría más, no va a renunciar al nombre de la ciudad. Pero tampoco haremos bandera excluyente del mismo. Se lo solicité a la oposición en el Pleno y lo reitero en esta tribuna: únanse ustedes, como concejales de Cádiz al Cádiz 2012. Únanse a Cádiz. Cádiz por encima de todo.

Los gaditanos no hemos cometido ningún pecado para que su celebración no sea Cádiz 2012. Ningún pecado. Esto no se admitiría en Zaragoza, Barcelona o Sevilla. Y algún día me gustaría escuchar a alguien que me explicara si en ese proceso de elección de marca de la celebración alguien puso sobre la mesa la posibilidad de Cádiz 2012. Y también me gustaría saber qué problemas tenía que ese gran año que todos esperamos con tanta ilusión y tanto trabajo a nuestras espaldas no tuviera ligado el nombre de esta ciudad. Los gaditanos nos lo merecemos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios