La AZOTEA de

José Antonio / López / Jalopez@ Diariodecadiz.com

Sin margen para deliberar

HAY que partir de un punto casi incuestionable: cualquier decisión del jurado del concurso del Falla tendrá sus detractores y sus defensores. Y será siempre así porque en el Carnaval hay una parte de la afición que no ve nada más allá de su grupo favorito, que siempre suele ser el mismo cante lo que cante cada año. Hay, pues, una cierta dosis de fanatismo que impide reconocer lo bueno de agrupaciones rivales. Pero el fallo de este año, sobre todo en la modalidad de chirigotas, ha tenido detalles de cierta anormalidad que, cuanto menos, ponen en tela de juicio el actual sistema de puntuaciones. Porque si la mayoría de aficionados decide su listado de favoritos cuando ha escuchado a todas las agrupaciones, parece lógico que al jurado se le dé la oportunidad de deliberar su decisión una vez completado cada uno de los pases. ¿Complejo? Puede, pero seguro que factible si hay voluntad de justicia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios