Los cinco sentidos

Juan / Antonio / Micó

La manga ancha

NO hay nada como unas elecciones para ver la manga ancha que tienen los políticos. Aquí se promete lo que se va a hacer, pero nadie quiere recordar lo que se ha hecho los cuatro años anteriores. Esos cuatro años, son los que no deberíamos olvidar los que votamos.

Los andaluces vamos a tener "banda ancha" gratis, que es como la manga ancha de los políticos pero para navegar por Internet. Habrá quien quiera un retrete ancho o estrecho, sin "wireless", pero un retrete al fin y al cabo, sin tener que compartirlo con sus vecinos, y también habrá quien quiera un trabajo que no le deje nada de tiempo para navegar por Internet, pero mira por donde lo que va a tener es "banda ancha". También habrá quien quiera esperar menos en urgencias en los hospitales o que le operen antes del juanete, y le da igual eso de los "blogs" de internautas aburridos contando un montón de gilipolleces, pero va a tener "banda ancha". Parece ser que eso de la banda ancha es más fácil de conseguir que todo lo demás. Se saca un concurso con dinero público para que se lo lleve la empresa amiga y ya estamos todos conectados, así de fácil. Ahora ya solo falta que la página de inicio que se cargue automáticamente sea una especie de "youtube" pero andaluz, en el que el presidente que gane las elecciones tenga un canal de vídeo dándonos los buenos días y animándonos cada mañana a hacer una Andalucía grande y libre o "imparable" y con un salvapantallas con el lema "Andalucía al máximo" (¡que eslogan más inoportuno!). Y mientras tanto, Andalucía lidera el paro en toda la España obrera, y Cádiz lidera el paro en toda la Andalucía obrera. Frente a todos estos éxitos (?) incontestables, el candidato Arenas promete textualmente "trabajar con pico y pala" en el congreso, Teófila "se va a dejar la piel" y alguno que otro "viene a sudar la camiseta"". Es decir, por lo que dicen, nadie viene a pensar. Eso de pensar debe ser algo más complicado que poner "banda ancha". Además, tampoco ninguno de ellos tiene la culpa, todo es cosa de las estadísticas. ¡Que insulto!. Y como colofón Rubal-cádiz dice que va a acabar su vida política en nuestra ciudad. Pues que bien, Cádiz ciudad de parados y jubilados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios