La AZOTEA de

Melchor / Mateo / Mmateo@ Diariodecadiz.com

La empanadilla

Un comercio de Cádiz vendía hace escasamente dos semanas unas empanadillas de jamón y queso a 1,75 euros. Con la llegada del nuevo año ha querido actualizar los precios y la ha puesto a dos euros. Total, ya que se tira para arriba, se redondea. Eso supone que se ha incrementado el precio en un 15 por ciento, mientras que los sueldos sólo van a aumentar en torno al cuatro por ciento en el mejor de los casos. La empanadilla es sólo ejemplo, pero ahora se tiene la sensación de que todo el que puede se aprovecha. Al final, seguimos comprando y consumiendo. Los precios suben por cualquier excusa, por un resfriado en Palestina o porque a un dirigente le duele la cabeza. Para subir no hay problemas, pero para bajar todos los del mundo. El cinturón siempre se lo aprietan los mismos, mientras que otros a los que no les podemos poner cara, se ponen las botas. Hasta la empanadilla es prohibitiva.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios