El palillero

José Joaquín León

El colegio de San Felipe

Conozco a Javier Anso desde hace 35 años, cuando fue mi profesor de Introducción al Derecho en el COU de San Felipe. Entonces él estaba recién llegado a Cádiz y era lo mismo que hoy: un abogado cristiano y progresista, comprometido con sus ideales. Desde el colegio mayor Chaminade fue una de las personas que más activó la Junta Democrática en Cádiz, en aquellos años de la Transición. Cuando algunos de los que ahora lo critican -para hacerle la pelota a sus jefes de la Junta- no se sabe donde estaban, Anso era un abogado laboralista que defendía a sindicalistas de CCOO perseguidos por el franquismo y apostaba, con palabras y con hechos, por un futuro democrático en libertad.

En 35 años han pasado muchas cosas, y algunos de los que entonces eran de izquierda se han aburguesado, y otros de los que ahora dicen que lo son estaban muy tranquilos en sus casas. Por eso, es injusto que acusen a Javier Anso de defender los privilegios de los niños ricos, cuando él sí ha sido fiel a sus ideales y sigue siendo el mismo que entonces: un hombre que cree en la justicia social, y que la busca sin renunciar a su fe cristiana, hasta el punto de escribirle a Manuel Chaves que reza por él. No es el único. Quizá por eso al presidente de la Junta le han dado la medalla del Rocío en este Estado laico.

Enfrentar a la enseñanza pública con la concertada no tiene sentido, porque ambas deben convivir sobre la base de la calidad y con una oferta adecuada a la demanda. Es estupendo que muchos padres quieran, libremente, que sus hijos acudan a colegios públicos, como es respetable que quieran ir a San Felipe, o como lo es que algunos hijos de parlamentarios socialistas se hayan educado en centros privados, de pago total, que es donde estudian los niños de los ricos, o los de quienes creen que esa puede ser la mayor riqueza para sus hijos.

Lo ruin es reavivar batallas perdidas, y manipular lo que representa Javier Anso, personalmente, y el colegio de San Felipe Neri como centro educativo en Cádiz. Allí han estudiado personas que hoy tienen las más diversas ideologías, ejemplo claro de que sólo la libertad (y la verdad, como escribió San Juan) nos hace libres.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios