LÍNEA DE FONDO

José Antonio / López / Jalopez@diariodecadiz.com

Zapatones y muy sabio

Luis Aragonés ha demostrado con creces su sapiencia: ha manejado el grupo de una manera intachable

Entre los primeros recuerdos futbolísticos de la niñez se encuentra, además de un gol de Machicha al Rayo Vallecano en un Carranza que a mi edad me parecía inmenso, el formidable gol que Luis Aragonés logró en la final de la Copa de Europa que enfrentó al Atlético de Madrid con el Bayern de Munich. También, por desgracia, el posterior empate alemán y el contundente cuatro a cero del partido de desempate. Igual que el partido de la semifinal contra el Celtic y aquella medio pantomima del portero Reina, hoy padre de portero internacional y de la Premier.

Después vendría el Aragonés entrenador, siempre acertado aunque algunas veces vulnerable, como cuando dio la espantá en el Betis. Incluso Irigoyen trató de ficharlo para el Cádiz una temporada, aunque la firma no cuajó.

Ahora, con la Eurocopa ganada y vencido de manera contundente el pulso mediático por la convocatoria o no de Raúl, media España parece haberse rendido a la sapiencia futbolística de Luis, un tipo algo arisco, a lo mejor estirado y muchas veces irascible, pero un profesional del fútbol que sabe mucho de tácticas, de partidos y de cómo manejar un grupo de profesionales. Aquel partidazo contra Ucrania en el Mundial fue reflejo de sus intenciones. Entonces no halló el camino porque, quizás, cambió en exceso el equipo para los otros partidos. Ahora ha cambiado poco, lo imprescindible, aunque ha sabido dar su sitio a los menos utilizados en uno de los encuentros, gracias a que la selección estaba clasificada.

Hace unas semanas, en el programa televisivo Tengo una pregunta para usted, Luis desvelaba que le gustaba más que le llamaran zapatones, por aquello de sus pies grandes, que el sabio de Hortaleza. No sé si era una cuestión de humildad o de falsa modestia, pero tras lo ocurrido en el último campeonato, el apelativo de sabio le puede quedar corto, muy corto, a este hombre que se apresta a darse ahora un baño turco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios