EL ALAMBIQUE

José / María / Morillo

Oporto y El Puerto

EXISTE en el Archivo Municipal, que con meticulosa eficacia gestiona José Ignacio Buhigas, un documento, dedicatoria del ilustrado Juan Luis Roche, a la Academia Portopolitana del libro de Fray Benito Gerónimo Feijoo Sobre la causa física de los terremotos, impreso en El Puerto de Santa María, en la imprenta de la Casa Real de las Cadenas, en 1756. (Desconocemos si dicha imprenta estaba situada en la parte que se conserva apuntalada o en la destruida por la incuria política de esta Ciudad). Este personaje, Roche, ya ha sido estudiado por el investigador Manuel Pacheco, y en concreto sabemos, también, su vinculación con Oporto. Lo cierto es que en la dedicatoria a que aludimos, el ilustrado Roche hace una serie de comparaciones y analogías de ambas ciudades, El Puerto y Oporto, llegando a afirmar que "en todo el mundo se encontraría similitud igual", refiriéndose a la antigüedad, el nombre, su comercio, sus armas y el patronato de la Virgen. Y todo ello como consecuencia del Terremoto de Lisboa, que afectó, entre otras a ambas ciudades, y que le sirvió para establecer en su dedicatoria, dichas similitudes.Se refiere , también, a la dominación del signo Piscis sobre Oporto y El Puerto y a la "perfecta situación de ambas ciudades en tierra firme, gozando ambas de la vista del océano, y ambas de un río (el Duero y el Guadalete) que con su orilla derecha las baña, les haría suponer que, así como la tierra, el Cielo, que las domina, es uno mismo". Sigue reflexionando el erudito en las coincidencias, recordando no haber caído antes en la cuenta, que remedia en la dedicatoria, cuando afirma que "Oporto, desde el año 982 de su última reedificación se llamó Tierra de Santa María". Y finaliza resaltando las bondades de ambos territorios: "¿Qué aguas cristalinas y qué leche o miel virginal no os podrá producir una tierra Virgen?". A mayor abundamiento, independientemente de que nuestro gentilicio más arcaico sea el de porteños, que uso de forma alterna, se da la feliz circunstancia de que los habitantes de las dichas dos ciudades, somos portuenses.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios