LÍNEA DE FONDO

Melchor / Mateo / Mmateo@diariodecadiz.com

Laporta traga su propia medicina

La lesión de Jorquera en el pueblerino Euskadi-Cataluña tiene justificación por la causa

AJoan Laporta se le ocurrió un buen día escupir hacia arriba para caerle todo encima la pasada semana. El presidente nacionalista del Barcelona, casi más catalanista que el propio Carod-Rovira, quiere hacer carrera política y trata de ponerse medallas arremetiendo a todo lo que suene a la roja y gualda. Primero se enojó porque tuviera que ceder continuamente a jugadores a la selección y después, más tarde, les pidió a sus jugadores que se dosificaran en España, algo que fue censurado por los propios internacionales azulgrana.

Sin embargo, todas las restricciones que solicita para la selección española se convierten en alabanza y motivo de orgullo en el espectáculo cateto y corto de miras del partido entre el País Vasco y Cataluña (¿o hay que decir Euskal Herria y Catalunya?). Su guardameta suplente Jorquera resultó lesionado con una rotura de ligamentos cruzados. El año pasado la desgracia cambió de acera y fue Tiko, del Athletic de Bilbao, el perjudicado.

A lo mejor Laporta debería solicitar al tripartito o la federación catalana que le compense por la lesión que ha sufrido su jugador. Sin embargo, parece que toda lesión vale la pena si es por la causa catalanista. Y es que aquello no fue un partido de fútbol, sino un lugar para la propaganda y para que muchos de los políticos que viven de atizar con el nacionalismo pudieran soñar con lo que pretenden que algún día ocurra, que esperemos que sea muy lejos.

Los partidos de las selecciones autonómicas se han convertido en un clásico durante todas las navidades. Aquí en Andalucía pasamos un poco del tema y no vemos más allá de un partido de fútbol. ¿El resultado? Menos de 600 personas sobre las gradas de Chapín.

Cuando todo el mundo habla de las lesiones por lo cargado del calendario, aquí nos empeñamos en caer en lo pueblerino de utilizar a los futbolistas para causas que tienen muy poco que ver con el deporte.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios