Federico / Argüelles / Especialista

Embarazo y enfermedad

Uno de los puntos que más nos preocupa a los médicos es el aumento de la incidencia de la EII en personas jóvenes ya que el diagnóstico de cualquier enfermedad en esta etapa de la vida, y aún más de carácter crónico, supone un trastorno psicológico que hay que tratar siempre con especial cuidado.

Asociada a la edad, estála pregunta de si la paciente se puede quedar embarazada, cómo va a afectar esto a la enfermedad y si puede haber problemas de fertilidad. En primer lugar, los pacientes, hombres o mujeres, con una Colitis Ulcerosa o una Enfermedad de Crohn no tienen una tasa de fertilidad diferente a la población general. Y en segundo lugar, y de manera general, el embarazo no se suele contraindicar de manera absoluta en las pacientes con EII, si bien y, esto es muy importante, no todos los pacientes, ni todas las enfermedades son iguales, por lo que se suele recomendar una adecuada elección del momento de gestar.

Dos aspectos deben ser tenidos en cuenta a la hora de planificar el embarazo en una paciente con Enfermedad Inflamatoria Intestinal: por un lado, los fármacos que está tomando y por otro, el momento de actividad en el que se encuentra la enfermedad. Ciertos fármacos que se recomiendan para esta patología tienen efectos teratogénicos sobre el feto, y así las pacientes que los estén tomando no deben quedarse embarazadas, un ejemplo es el metotrexate. Sin embargo, hay otros fármacos que se han mostrado muy seguros, como los aminosalicilatos, por lo que se suele aconsejar que no se retiren, ya que si esto se hace, la enfermedad puede empeorar, y esto repercute sobre el desarrollo del feto y la evolución del embarazo.

Por otro lado, el curso evolutivo del proceso debe ser siempre tenido en cuenta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios