Fijación escrita

Carmen G. Frigolet / Cgutierrez@diariodecadiz.com

La Diva divina

LA teoría de la relatividad ha servido de crucigrama para la cantante Mariah Carey. Según su propia interpretación, la fórmula E=mc2ejemplifica su nuevo trabajo discográfico, con el que la Diva siente que da el doble de sí misma. Una Mariah Carey al cuadrado. Al conocerse esta noticia, más de un periodista ya tenía guardada alguna que otra pregunta sarcástica. Sobre todo, si ella admite que es su disco "más honesto". Aunque para sinceridad, la que tuvo al asegurar a la prensa que entiende que la gente piense que es "un poco idiota". Con este alarde de autoestima, más de uno pensará que no será para tanto. Hasta que indaga por la Red y encuentra sus frases más célebres.

Si la superstar no ha tenido un día muy lúcido, allí estarán los periodistas para transcribir algunas de esas cosas que, sacadas de contexto o claramente malinterpretadas, pueden generar carcajadas y comentarios llenos de malicia.

O fuera inocencias. Para llegar a ser famoso, desgraciadamente no hace falta tener un amplio bagaje intelectual. Incluso, las celebrities parecen no saber aquello de que es mejor permanecer callado que hablar y despejar todas las dudas. De ahí que Mariah haya abierto la boca para decir: "Cada vez que veo en la televisión a esos pobres niños hambrientos del mundo, no puedo evitar llorar". Para, acto seguido, desechar cualquier intento de embajadora de buena voluntad agregando supuestamente lo siguiente: "Es decir querría ser así de delgadita, pero sin esas moscas alrededor, sin la muerte y todo eso". Hace años de ese rumor, nunca confirmado por la prensa con grabaciones, pero sí desmentido por la propia artista. Que, pese a quien le pese, ha desbancado a Elvis Presley en lo que a números 1 en la música se refiere. Y, por tanto, como una realidad obvia, su visión del planeta, casi de primera mano, debe ser mucho más inteligente.

Lejos de expresar su "yo" con malos modos. Carey guarda con celo su vida privada, feliz y recientemente unida en matrimonio con el rapero Nick Cannon. Y guarda silencio ante abucheos y risas. Con una pose muy bien estudiada, con sonrisa de crédula y ademán virginal. ¿Será que lo que calla es más fuerte que lo que puede llegar a decir?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios