EL ALAMBIQUE

Juan Clavero

Consumo responsable

Estamos en plena vorágine consumista. Parece que el lema de la Navidad es "Todos a comprar de todo". La mayoría de los consumidores no son conscientes de las consecuencias sociales y ambientales de tanta compra y tanto consumo. Muchos aprecian más las marcas que la calidad; la vistosidad que la utilidad; el precio que el coste humano de su fabricación. El bajo precio de muchos productos procedentes de países donde no se respeta ni la democracia ni los derechos laborales, es fruto de la explotación de mujeres y niños y de la más absoluta falta de respeto al medioambiente.

Pero hay otra forma de consumir, comprar sabiendo quien fabrica un producto, la situación laboral y lo que se les paga a los trabajadores, o las consecuencias ambientales de su elaboración. Es el consumo responsable y solidario que pretende fomentar el desarrollo de los pueblos del Tercer Mundo, acabar con el abuso de empresarios e intermediarios, reducir los costes ambientales de la producción... en definitiva, convertir un problema -el consumismo desaforado de los países desarrollados- en un instrumento de solidaridad. Podemos comprar café y chocolate sabiendo qué campesinos de El Salvador o Ghana lo han producido y lo que se les paga; podemos comprar ropa y artesanía de la India elaboradas por cooperativas de mujeres que luchan por salir de la miseria; o podemos comprar regalos cuyos beneficios van a ONGs de confianza que colaboran en proyectos de desarrollo sostenible que benefician a miles de personas en los países más desfavorecidos.

¿Dónde podemos encontrar estos productos? Hay ya tiendas que ofrecen productos de comercio justo y solidario en muchas ciudades. En Internet podemos encontrar de todo, solo como muestra podemos entrar en www.comerciojusto.com, www.alternativa3.com, www.consumoresponsable.com, espaciocomerciojusto.org, www.creative-handicrafts.com, www.intermonoxfam.org o www.survival-international.org. Incluso podemos regalar diversos productos a familias necesitadas de países subdesarrollados en www.regalosolidario.es. Y los enganchados compulsivos a las compras no estaría de más que consultaran la web www.consumehastamorir.com.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios