LÍNEA DE FONDO

J.M. Sánchez Reyes / Jmsanchezr@diariodecadiz.com

Aviso a los navegantes

El empate del San Fernando en El Ejido tiene una lectura fundamental: nadie de los de arriba anda sobrado

EL empate del San Fernando en El Ejido, además de beneficiar al Cádiz, tiene una lectura fundamental: nadie de los de arriba anda sobrado. Ni el Cádiz, es cierto. Pero tranquiliza observar que en cabeza puedes permitirte algún tropezón -sin abusar- a sabiendas de que los que te persiguen también pueden hacerlo.

Resultados como el de los vecinos isleños en casa del Poli van a ser en la segunda vuelta muy frecuentes. Los equipos de abajo van a morder por aferrarse a la categoría y ningún equipo va a ser una perita en dulce. En la primera vuelta, siempre de tanteo y con muchos equipos adaptándose al campeonato, se dan más diferencias entre los equipos de arriba y los de abajo. En la segunda vuelta, las diferencias ya no lo son tanto. En los campos de los equipos en apuros va a ser muy complicado ganar los tres puntos y en casa, con estas mismas escuadras encerradas a cal y canto, tres cuartos de lo mismo. Conviene ponerse el mono de trabajo y pensar en lo seguro antes que en la floritura. Es triste pensar así, pero la Segunda B no está para taconeos. Será muy complicado golear, seguro. Así que vamos al turrón. A por la primera plaza con oficio y asegurando antes los tres puntos. Lo demás, que venga por añadidura.

No me gustan los partidos en campos norteafricanos. Nunca se nos dieron bien y la experiencia de hace dos domingos en Melilla debe servir a los de Gracia para apretar los dientes. Nos vamos a encontrar un público enfervorizado y un contricante motivado para devolver al Cádiz la afrenta de los cinco chicharitos de la ida. Este es uno de los partidos de los que le queda al conjunto amarillo en el que debe dar un golpe en la mesa para que los perseguidores no encuentren motivos para la esperanza. Ganamos en Ceuta y ¡zas! Y no dar pie a que la palabra crisis sobrevuele el Carranza. Y ojo con el Jaén, que la inercia del que viene detrás es muchas veces más determinante que la ventaja acumulada por el que empezó fino al principio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios