El testamento de Pascual Cervera y Topete

  • 'El legado del almirante' es el título del Documento Destacado de este mes en el ciclo organizado por el Archivo Histórico Provincial

"Al Vicealmirante Cervera, bizarro militar, entendido marino, esclavo fiel de su deber, modelo de abnegación, caballerosidad y virtudes cristianas. La patria honra su memoria. RIPA". Si se acercan al Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando podrán leer esta inscripción sobre la morada definitiva de Pacual Cervera y Topete (Medina Sidonia, 10 febrero de 1839-Puerto Real, 3 abril de 1909), un personaje cuya biografía navega entre mares, batallas, condecoraciones, revoluciones y algunos desastres, como el de los astilleros Nervión de Bilbao o el que le perseguiría toda la vida, el desastre de Cuba. Un personaje cuya memoria nos devuelve este mes el Archivo Provincial de Cádiz de una manera muy especial. Y es que el ciclo el Documento Destacado exhibe la memoria testamentaria del marino bajo el título El legado del Almirante.

Exactamente, el documento al que pueden acceder los visitantes al archivo es la Cédula Testamentaria ológrafa, aunque las disposiciones testamentarias de Cervera y Topete en los Protocolos Notariales del Archivo Histórico Provincial de Cádiz son tres.

La Cédula o Minuta Testamentaria, que es el documento que nos ocupa, fue redactada por Pascual Cervera Topete de su puño y letra, la firmó el 21 de enero de 1908 y, posteriormente, en abril de 1909, fue protocolizada por voluntad de su viuda, después del fallecimiento del vicealmirante, ante el notario Eugenio Sanchís Soler, de la notaría numero 19 de Cádiz.

Además de poder ver el documento escrito por el marino cuyo último destino fue el de Jefe de la Jurisdicción Central de la Armada y Presidente de la Junta de adjudicación de la Escuadra, las personas que se acerquen al Archivo Provincial podrán leer sin problemas las disposiciones que dejó ya que los técnicos del archivo que dirige Manuel Cañas han transcrito el texto para su mayor comprensión. Además, la memoria autógrafa se acompaña de los correspondientes documentos notariales que le dan fe, así como los documentos judiciales del Juzgado de Primera Instancia de El Puerto de Santa María y los documentos jurados de tres testigos reconociendo la letra y firma del finado. Todos estos curiosos documentos seleccionados y preparados para el visitante por Santiago Saborido.

En las disposiciones de la cédula testamentaria se puede leer como Cervera y Topete desea que a su muerte, y a la de su mujer (Ana Jácome y de Pareja), su nuda propiedad (el derecho de una persona sobre una cosa en la que su relación con ella es de ser únicamente propietario) se repartiera entre sus hijos a partes iguales aunque el usufructo de la vivienda sería para su hija Ana "cesando este usufructo si se casa o entra en religión".

También legó a sus hijos los más variados objetos, condecoraciones y distinciones, detallando con mucha precisión objeto y destinatario: "Para mi hijo Juan, mil pesetas, que se pagarán con el bastón que fue de su abuelo materno y me regaló mi cuñado, D. Pedro García de Paredes; las insiginias que me regalaron los Oficiales de la Wad Ras; un barómetro registrador y la Gran Cruz de S. Hermenegildo".

A su hijo Ángel le dejó "el bastón que me regalaron los oficiales de la escuadra que mandé en 1897-1898" y a Luis "mil pesetas que se pagarán con el reloj que me regaló Mr. Humphreys y la Cruz de la Legión de Honor".

A Rosario le legó los objetos más íntimos y, de alguna manera, sentimentales: "Mil pesetas, que se pagarán en la escribanía de plata que me regaló mi mujer cuando nos casamos, mi mesa de escritorio y el retrato de mi madre". A Pascual, "las ocho mil pesetas que le anticipé para su boda, la cadena del reloj que me regaló Mr. Humphreys, y mi gran Cruz del Mérito Naval" . Y a Ana le legó "su piano y los muebles de su cuarto". También incluyó en estas disposiciones un punto donde expresó su deseso de que "después de descontado todo lo que precede, el remanente que quede se repartirá en partes iguales entre mi dos hijos Ángel y Ana".

Además, el vicealmirante también quiso asegurarse de la pervivencia de sus archivos y documentación dejando "todos" sus "papeles" a su hijo Juan "menos los referentes a la desastrosa campaña 1898", utilizando su propia expresión, que fueron destinados a Ángel "con todos los folletos, recortes de periódicos y demás escritos en que se trate de aquella campaña y sus incidentes y consecuencias de modo principal".

Esta Cédula Testamentaria no es el único documento que se custodia en el Archivo Provincial de Cádiz sobre Pascual Cervera y Topete. Así, en los fondos notariales del centro de la calle Cristóbal Colón se guarda el Testamento que el marino firmó un 28 de febrero de 1891 ante el notario de Cádiz, Ricardo de Pró y Gamín, de la escribanía numero 24. De hecho el Protocolo con signatura 5681, justo en los folios del 541 al 546, está asentada la voluntad testamentaria que con 52 años redactó nuestro personaje.

Anteriormente, Cervera y Topete había redactado otro testamento en Cartagena un 26 de agosto de 1880 y un codicilo el 17 de agosto de 1882, pero ambos documentos fueron sustituidos por este testamento de 1891 en Cádiz.

Por último, otro documento referido a los asuntos testamentarios de este hombre que en 1868 fue ascendido a Mayor General y Oficial de Ordenes del Departamento de Cádiz, convirtiéndose en el más joven de España, aparece en la protocolización de la Partición de Bienes que el notario de Medina Sidonia, José María de Puelles y Conteno, redacta el 19 de septiembre de 1909.

El cuaderno donde se redacta este reparto de posesiones consta de 32 hojas escritas por ambas caras, siendo Manuel García de Paredes y Jácome, el contador nombrado de común acuerdo por la familia para liquidar y dividir la herencia Cervera y Topete.

Este cuaderno, firmado por la viuda y sus hijos, contiene diez supuestos donde se refleja las disposiciones acorde con el testamento y la memoria testamentaria, así como un detallado inventario de bienes, tanto efectos públicos como alhajas, bienes muebles, bienes inmuebles, derechos y acciones. Cierra el cuaderno la liquidación de la sociedad ganancial, del caudal hereditario y las adjudicaciones y pagos en pleno dominio y en usufructo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios