Pérez-Llorca dibuja al "pintor de las almas"

  • El presidente del Patronato del Prado propone una muestra antológica de los retratos de Hernán Cortés.

El discurso con el que el pintor Hernán Cortés ingresó en la Real Academia Hispano Americana fue contestado por el académico y amigo José Pedro Pérez-Llorca, cuya laudatio tituló El pintor de las almas. El presidente del Patronato del Museo del Prado glosó a la persona y al artista, abundó en la influencia de sus raíces gaditanas, alabó sus conocimientos en arte, su erudición, y reclamó, a modo de fiel panorámica de los últimos 35 años de la historia de España, una muestra antológica con los retratos de Hernán Cortés.

"Hernán es un hombre extraordinariamente bien educado, a la antigua, pero a la gaditana, sin ese resto de exceso cortesano que algunos practican aún en Madrid. Es afable, simpático, hospitalario, extraordinariamente culto y buen conversador, sabiendo ser también escuchador". Hasta aquí el hombre, en palabras de Pérez-Llorca. Y aquí el artista: "Hernán Cortés es el autor de una obra bella y espléndidamente ingente. En la pintura ha manejado prácticamente todos los géneros y las técnicas con singular destreza, alcanzando en el retrato una maestría unánimemente aceptada por críticos y competidores que se puede decir que le coloca y consagra en la más alta cumbre".

Recordó también Pérez-Llorca la raíz gaditana de Cortés y la influencia que su infancia ejerció en su pintura, ya reconocida por el artista en su discurso, con la luz de la Bahía, los paseos con su padre o el premonitorio regalo de una caja de colores, a los seis años, por parte de su madre.

En su laudatio resaltó la "capacidad de penetración psicológica y la empatía" del pintor, cualidades que "le empujaban hacia el género del retrato". Para Pérez-Llorca, el pintor gaditano se ha convertido en un imprescindible del género: "Los cambios producidos en la vida de nuestro país necesitaban un nuevo pintor que los reflejara. No es que Hernán estuviera predestinado a ello, pero si se me permite la expresión era el 'pintiparado' para ello. Hernán es uno de los pintores del occidente europeo que pintando los cuerpos y las almas ha hecho posible que el retrato pictórico sobreviva y sea referente mayor en esta época de total proliferación icónico-cibernética".

Con el deseo de que junto al retrato también sobreviva, y se salve, el mundo del libro, Pérez-Llorca realizó un guiño humorístico a la proliferación de los selfies y reclamó, para disponer de "la mejor monografía de los últimos 35 años de la vida española, una exposición [de la obra de Hernán] de sus no necesariamente halagadores pero magníficos retratos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios