Fernando Velázquez, la ROSS y el coro Ziryab se alían mañana en un concierto de cine

  • El Gran Teatro Falla abre sus puertas al mediodía para las bandas sonoras del compositor vasco

Fernando Velázquez. Fernando Velázquez.

Fernando Velázquez. / jesús marín

"No creo que nadie se arrepienta de sacarse una entrada y venir mañana al Teatro Falla. No creo que nadie pida que le devuelvan el dinero, es más, creo que si el espectáculo se cobrara una vez visto, la gente pagaría más de lo que vale. Y no porque se escuchen obras mías, no lo digo por mí, lo digo por la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, por el coro Ziryab de Córdoba y porque esto no es un once contra once corriendo tras un balón, esto son ciento y pico de artistas tocando para ustedes un domingo al mediodía. Es un lujo". El compositor Fernando Velázquez no puede articular una invitación mejor ni más sincera a¡¡De Cine!!, una auténtica delicia de concierto, que tendrá lugar el mediodía de mañana en el Gran Teatro Falla, donde se podrán escuchar algunas de las bandas sonoras más reconocidas del ganador de un Goya por Un monstruo viene a verme y nominado anteriormente al reconocimiento por El orfanato, Lo imposible y Ocho apellidos vascos.

"Lo vamos a pasar bien. El repertorio se ha confeccionado justo para pasármelo bien yo, para que se le pasen bien los intérpretes y el público", asegura el creador vasco que tenía "mucho donde elegir" para dibujar un programa donde, finalmente, "hay comedia, hay amor, hay drama y, todo, en pequeñas dosis para que no se haga demasiado denso y dé tiempo a hacer varias cosas".

Entre ellas, tres estrenos absolutos (uno la suite de El secreto de Marrowbone, ahora mismo en cartelera) y la suites pertenecientes a El orfanato (2007), Lo imposible (2012), Lope (2010), Un monstruo viene a verme (2016), Zipi y Zape y el club de la canica (2016), Hércules (2014) y Crimson Peak (2015).

Un programa que se convierte en "una maravilla", tilda su hacedor, en las manos de los intérpretes de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) y del coro Ziryab de Córdoba. "Si siempre me espero mucho cuando trabajo con profesionales de esta altura, en este caso, el resultado ha sido todavía mejor, ha sido una fiesta trabajar con ellos y lo único que queda ya es compartirla con el público y más en un espacio en el que no he trabajado nunca, como es el Gran Teatro Falla, pero que me parece muy mágico y especialísimo", se ilusiona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios