El cierre de la Casa del Obispo deja casi huérfano el circuito arqueológico

  • Han pasado dos meses del último cerrojazo de un yacimiento histórico, permaneciendo Gadir como máximo referente El Teatro Romano podría abrir este año tras cinco de clausura

Comentarios 7

Hace casi dos meses que la Casa del Obispo de Cádiz cerró sus puertas, dejando casi agonizante el panorama arqueológico de una ciudad paradójicamente tan rica en vestigios de épocas pasadas.

El cerrojazo se produjo a mediados de diciembre de 2014, a raíz de la desestimación del recurso interpuesto por la empresa concesionaria Monumentos Alavista al Ayuntamiento de Cádiz, en el proceso que mantienen las partes sobre la explotación de la Casa del Obispo.

Una sentencia que ha sido apelada por la empresa, como ha podido saber este periódico.

El Ayuntamiento de Cádiz como empresa concesionaria del espacio arqueológico asegura que "está cerrado por voluntad del concesionario", y que el consistorio "está investigando las causas".

Parece que Monumentos Alavista solicitaba la extinción anticipada del contrato que suscribieron en 2008 ante la imposibilidad de poner en valor y proceder a la explotación de la parte del yacimiento situado bajo el espacio Entre Catedrales, donde subyace el monumento funerario fenicio. También se solicitaba una indemnización de 1.128.277 euros, más los intereses legales desde abril de 2012, con la devolución de la fianza depositada. La sentencia estimaba que ya se conocían las obras del mirador de Campo Baeza, trabajo que se inició en 2007. Si bien, también contemplaba los daños ocasionados en este yacimiento por dichas obras, tanto en el paramento como en la zona interior. Y aunque la sentencia reconoce que los perjuicios pueden ser objeto de reclamación, "no conllevan la imposibilidad de la puesta en valor".

Este tira y afloja mantenido durante años con el Ayuntamiento protagonizó un episodio anterior en 2011, por un cortocircuito en el sistema domótico provocado "por la mala terminación de Entre Catedrales", según informaba a los medios de comunicación el gerente, Germán Garbarino.

Un cierre que en aquel caso fue fortuito y que duró menos tiempo. Actualmente nada nuevo se sabe de próxima apertura del que fuera lugar de culto de varias civilizaciones y otro de los grandes referentes arqueológicos de Cádiz, pues no ha sido posible contactar con Monumentos Alavista.

Lo único que es seguro es el lánguido estado del circuito turístico arqueológico de la ciudad, que sólo dispone actualmente del yacimiento Gadir, centrado en las más sorprendentes aportaciones hasta la fecha descubiertas sobre la fundación fenicia de Cádiz. Además de la Factoría de Salazones, que descubre desde este punto cercano al anterior yacimiento los entramados de la industria más importante de Gades, la de salazones y de elaboración del garum.

Los Columbarios romanos, único testimonio de la necrópolis romana gaditana que acaba de ser sometido a una obra de restauración, están a punto de abrir. Si bien, sólo abría a demanda con reserva previa para grupos concertados.

Un circuito que debe ser enriquecido próximamente con la esperada apertura del Teatro Romano, que ya acumula cinco años de cierre. En la actualidad se trabaja en la museografía del Centro de Interpretación del Teatro Romano y en la culminación del Plan Director de todo el yacimiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios