¿Cómo funcionan los escáneres corporales?

  • Holanda y el Reino Unido ya han anunciado que implantarán los dispositivos en sus aeropuertos para luchar contra el terrorismo.

Comentarios 13

El miedo está en aire. Desde el fallido atentado contra un avión de pasajeros estadounidense, el debate sobre seguridad en el tráfico aéreo vuelve a ser actualidad. Y en el centro del debate están los escáneres corporales, con los que se espera encontrar objetos sospechosos en los pasajeros. Una cosa ha quedado clara: los detectores de metales tradicionales instalados ahora en los aeropuertos no son suficientes para, por ejemplo, rastrear un explosivo líquido.

Pero, ¿cómo trabaja un escáner corporal? ¿Conlleva algún posible riesgo para la persona? A continuación algunas cuestiones y respuestas sobre una nueva tecnología que pronto podría estar en uso.

¿Qué tecnologías existen para los escáneres corporales?

Para los controles de personas hay sobre todo dos métodos, explica Bernhard Semling, de la empresa de Wiesbaden Smiths Heimann, especializada en tecnología de seguridad. Se puede emplear los rayos X o las denominadas ondas milimétricas, cuya frecuencia está entre las ondas de la radio y los infrarrojos. Ambos funcionan siguiendo el mismo principio: Se emiten ondas electromagnéticas que son captadas por un detector (el receptor). La diferencia es que en el primer caso se emplean rayos X, que en elevadas dosis pueden ser perjudiciales para el cuerpo humano, mientras que las ondas milimétricas no causan daño alguno al cuerpo. La empresa de Wiesbaden, filial de la británica Smiths Detection, líder en el mundial en el mercado en sistemas de detección y supervisión, aboga por los aparatos de esta última tecnología .

¿Cómo se produce el escaneo en la práctica?

En un aeropuerto, un control con las ondas milimétricas podría desarrollarse de la siguiente manera: el pasajero entra en un lugar, por ejemplo, una habitación, en la que se ha instalado una pared especial donde él se coloca. El pasajero tendrá que dar una vuelta para que el escáner pueda conseguir una imagen tridimensional de la persona y el sistema reconoce entretanto si hay objetos sospechosos en y dónde se encuentran.

¿Qué puede reconocer el aparato?

Cualquier objeto que se encuentre en el cuerpo. Aunque no hace diferencia alguna sobre si se trata de un teléfono móvil o un recipiente de líquidos explosivos.

¿Los controladores ven cuerpos desnudos?

No, sostiene Bernhard Semling de Smiths Heimann. El aparato tampoco puede ver dentro del cuerpo. Se aspira a desarrollar un sistema completamente automático, pero de momento todavía está en fase de desarrollo. Si el escáner no encuentra nada en el pasajero, se enciende un piloto verde y ni tan siquiera se ve su imagen en la pantalla, pero si la luz que se enciende es roja, el controlador recibe el padrón de una imagen del pasajero equiparable a una grabación de vídeo. Una marca en rojo señala en qué lugar se encuentra el objeto sospechoso. Es ahí donde el personal de seguridad tendrá que revisar exhaustivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios