Rajoy opta por De Cospedal como número dos en un guiño integrador

  • La presidenta del PP de Castilla-La Mancha sustituirá a Acebes al frente de la secretaría general · Fue consejera de Aguirre y es la primera mujer que escala hasta ese puesto

Comentarios 2

Aparecía su nombre con menos fuerza que otros en las quinielas pero se ajustaba inmejorablemente a las intenciones de Mariano Rajoy para cubrir la vacante de Ángel Acebes. El líder del PP se tiene por un "hombre previsible", pero esta vez lo fue sólo con los tiempos. Cumplió con la promesa de que anunciaría el nombre de su secretario general la víspera del Congreso, pero no fue tan predecible en su designación, para la que sonaban fuertemente Ana Mato y Pío García-Escudero.

Ni Mato ni García-Escudero fueron finalmente los elegidos, sino María Dolores De Cospedal, la todavía presidenta del PP de Castilla-La Mancha, que tras hacerse pública ayer la propuesta manifestaba afrontar con "mucha ilusión, responsabilidad y agradecimiento " su nuevo cargo.

La formalización del anuncio, que a efectos oficiales se trata de una propuesta del líder al XVI Congreso -el nombramiento lo oficializará el Comité Ejecutivo que elijan los 3.025 compromisarios en la cumbre que hoy arranca en Valencia-, no casó con la dilatada expectación que había generado la incógnita. Se comunicó con una simple nota, sin alardes, en las antípodas de la pompa no muy lejana con la que fue presentado otro número dos: Manuel Pizarro, el fichaje estelar del 9-M.

La propuesta de Rajoy viene a confirmar la vocación de renovación e integración que quiere para su nuevo modelo de partido, que recupera las tres Vicesecretarías que desestimó en el Congreso de 2004. La designación de De Cospedal es también un guiño al sector crítico, identificado con Esperanza Aguirre. No en vano, De Cospedal fue hasta hace menos de año y medio subordinada de la presidenta madrileña al mando de la Consejería de Transportes. Su elección es, por tanto, el primer indicio de una lista representantiva de los dos sectores en colisión del PP que Rajoy debe confeccionar con 35 nombres para presentarla mañana en el cónclave. También es el primer pilar para apuntalar la pacificación del partido, el gran reto de De Cospedal que se convierte en la primera mujer que ocupa la Secretaría General del PP y la segunda fémina elegida por Rajoy, tras Soraya Sáenz de Santamaría, para un puesto de alto voltaje político.

Según fuentes populares, De Cospedal mantendrá el liderazgo del PP de Castilla-La Mancha, una exigencia que le planteó a Rajoy en las dos conversaciones previas que habían mantenido, en contra de la dedicación plena que reclamaba el líder para el puesto.

Con el objetivo de apaciguar las aguas, Rajoy completa el organigrama de la dirección colocando a tres dirigentes con un fuerte peso en el partido para arropar a Cospedal. El andaluz Javier Arenas, viejo conocido de Génova donde estuvo de número dos entre 1999 y 2003 y lugarteniente de De Cospedal en su carrera ministerial, vuelve a hacer visible su peso en la estructura interna haciéndose cargo de la Vicesecretaría Territorial, referente de la estrategia autonómica al compás de los estatutos y la financiación.

Vuelve también a la sede del PP Ana Mato tras su periplo europeo. Mujer también de confianza de Arenas y rescatada como número tres por Madrid en las generales por Acebes y Rajoy, se hace con la vicesecretaría de Organización sustituyendo a Sebastián González, mano derecha de Acebes. Completa el elenco de poder el valenciano Esteban González-Pons, otro nombre que copaba las quinielas para optar a la secretaría general y que asumirá la vicesecretaría de Comunicación, en sustitución de Gabriel Elorriaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios